Conflictos de pareja: soluciones recomendadas

234
Compartir en:

Es importante comprender que el conflicto es inherente a los seres humanos, es decir, en cualquier relación, laboral, familiar, de pareja o de amistad, van a emerger, no obstante, Nunca la existencia de los conflictos es la razón para la violencia, estos se transforman en la dinámica relacional de acuerdo con dos alternativas de transformación: o se conversan y negocian o se les da una salida violenta.  

Analicemos esas dos alternativas: 

Conversar y negociar: 

Aquí influye mucho el tipo de apego que he desarrollado como parte de la crianza de mis padres. En otro blog se habló sobre la existencia de los tipos de apego, cuando hablamos de apego en la pareja estamos hablando de un vínculo emocional, y la forma en cómo lo mantenemos, cómo lo cuidamos, ese cuidado emocional lo aprendemos en la infancia de nuestra madre, padre o cuidadores, depende de las estrategias que ellos usaron, así hemos aprendido que es el apego, el cual obviamente en la relación de pareja se verá reflejado, por tanto, para muchos no será tan fácil poder conversar y negociar en la relación cuando emerge el conflicto, al contrario, prefiere evadirlo como una forma de solución y afrontamiento, obviamente no adecuada.

conflictos de pareja

Lo anterior suele pasar mucho a las personas que tienen un apego evitativo, recuerda que en este tipo de apego, el niño probablemente se sentía rechazado por la madre cuando necesitaba el cariño y como respuesta desarrollo a lo largo de su vida, una especie de desconfianza, por lo que decidió retirarse para no sentir más rechazo, es decir prefería alejarse para no exponerse, aprendió a apartarse porque no estaba seguro de que su madre iba a resolver dicha necesidad, aprendió a poner la atención en otros aspectos.   

¿Cómo afecta entonces lo anterior la relación de pareja cuando se presente un conflicto?, seguramente la persona va a retirarse para evitar los conflictos, va a evitar el exceso de intimidad, (el diálogo o la conversación) porque se va a sentir más vulnerable, es decir la capacidad de abrirse emocionalmente, para evitar el rechazo, no quiere decir que vaya a evitar tener una relación, simplemente lo que va a evitar es vincularse, todo lo que sea exponerse en la relación de pareja va a evitarlo, tiende a querer tener más libertad y esto genera innumerables conflictos cuando la pareja con la que se relaciona, que generalmente busca este tipo de pareja, es de apego ansioso, para quien es indispensable resolver el conflicto ya, porque su necesidad está en la atención que el otro le pueda otorgar y de hablar y ser escuchada y atendida/o de inmediato.

En este orden de ideas, será difícil lograr una conversación y/o negociación, pero si bien es difícil no es imposible, lo importante aquí, es primero identificar que tipo de apego tengo de acuerdo a mi historia, al igual que el que desarrollo mi pareja y comprender por qué actúa de dicha manera, principalmente el de apego evitativo, sin juzgar y presionar a la persona, seguramente esta accederá al diálogo en la medida que como tal se construya en ambos esa responsabilidad afectiva de hacerse cargo de aspectos individuales que debo trabajar para mejorar la relación. Recuerda que la terapia es importante cuando se identifica patrones de relación que repetimos y nos causan dificultad.

Recuerda lo siguiente: 

  • El conversar y el negociar siempre en la principal alternativa en la solución de conflictos en cualquier relación, escuchar al otro sin siempre estar a la defensiva, ayuda a comprender la base del malestar y a buscar juntos alternativas de resolución que beneficie a ambos, recuerda que cuando existe igualdad en la toma de decisiones, ambos pueden lograr llegar a acuerdos mutuos sin que ninguno lo perciba como una obligación. 

  • Lo que daña una relación no son los conflictos, lo que daña una relación es que se repita una y otra vez y no exista ningún cambio, si se ha hablado de lo que te incomoda y ambos continúan haciéndolo el resultado será un profundo desgaste.  

  • Y por último, y no menos importante, evita siempre en tu relación que la culpa o la manipulación sean herramientas para resolver los conflictos con tu pareja, frases como: “Si realmente me amaras lo harías, “qué pensarán de ese comportamiento tu familia de ti”, “eres demasiado exagerado/a, jamás dije eso, te lo estás imaginando”, entre otros, son típicos de personas narcisistas que no tienen ninguna intención de resolver los conflictos con su pareja, sino de tener siempre el poder en la relación, por tanto, utilizan la culpa y otras estrategias de manipulación, ya que es la mejor manera de controlar al otro por lo “sutil” que parece, a esto también llamamos violencia, puesto que la misma no siempre es física sino y en muchos casos más de lo que se creyera es emocional y psicológica, generando para la persona enormes secuelas en su autoestima y salud mental. Si identificas este tipo de aspectos en tu relación, busca ayuda psicológica, ya que la persona siempre buscará manipularte ejerciendo un poder sobre ti que termina afectando muchas áreas de tu vida.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.