El niño y la estrella, cuento de fantasía 

732
Compartir en:

Jaques Lambert era un niño de Quebec que vivía en una granja cerca del río Saint-Laurent. Tan pronto como Jacques vio las estrellas por primera vez cuando tenía seis meses, comenzó a sentirse atraído por un grupo de estrellas que venían a saludarlo todas las noches. Jaques soñaba con estar cerca de ellos algún día, a pesar de los comentarios de su familia que lo consideraban un sueño ridículo.

relatos cortos,

Cuando Jaques tenía seis años, comenzó a estudiar las estrellas con su padre. Iban todas las noches al observatorio para observar el cielo a través del telescopio. Aunque el padre de Jaques le había dicho que era imposible estar cerca de las estrellas, el niño nunca abandonó su sueño. A veces, Jaques insistía en que su padre fuera al observatorio, una insistencia que le permitió a Jaques estar cerca de un gran descubrimiento.  

Una noche, Jaques fue solo al observatorio. Después de entrar, una estrella grande y hermosa se adelantó y comenzó a hacerle cosquillas de una manera extraña. En ese momento, su madre lo llamó porque tenía que irse a la cama. La noche siguiente, cuando observó la estrella, vio que estaba tan cerca del telescopio que podía ver claramente su brillo.  

- ¿Qué estás mirando Jacques?- preguntó una voz profunda. Era la de su padre.
- Estoy mirando una estrella hermosa, papá - respondió el niño con voz pasmosa. Entonces el padre miró y vio una estrella que le titilaba más fuerte que las demás, pero no le prestó atención.
- Creo que es hora de ir a la cama – comentó el hombre.
- ¡Sí papá! ¡Mañana vendré y volveré a ver la estrella!- dijo el niño.

Ni Jacques ni su padre sabían lo que sucedería la siguiente noche. No le dijeron a nadie lo que vieron.

relatos de cuentos infantiles,

La noche siguiente fueron al observatorio. Mientras miraban la estrella, notaron que venía rápidamente hacia el lugar. Luego, se convirtió en una hermosa princesa.  

- Jacques, sé que quieres estar cerca de las estrellas. Mañana vendré por ti – dijo la hermosa mujer que inmediatamente desapareció. No pudieron decir una palabra por el asombro.  

cuentos infantiles sobre estrellas,

Al día siguiente, la familia de Jaques fue al parque.
Jacques trajo su pelota. Un momento después, dicha pelota se convirtió en globo  para que el niño entrara mágicamente en él. Mientras lo hacía, Jaques se despidió de su familia. Entonces apareció la princesa y entró en el globo para hacerlo volar. Finalmente, el padre de Jaques explicó a los demás por qué pasó este fenómeno.  

Jaques nunca volvió a la tierra ya que prefería estar con su bella estrella el resto de su vida. Todas las noches, su familia iba al observatorio para hablar con él y saber cómo estaba. Esta experiencia les permitió ver que el niño no estaba perdiendo el tiempo, y que pudo convertir su sueño en realidad.


Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.