Mandalas: origen, beneficios y meditación

3123
Compartir en:

Los mandalas tienen su origen en India. Literalmente la palabra mandala significa círculo, rueda y/o totalidad. Todo los que nos rodea posee forma circular: el Sol, los planetas, las flores, todo sigue una línea circular. En India gran cantidad de templos fueron construidos en forma de mandalas.

Los mandalas han sido usados desde tiempos remotos por pueblos primitivos y antigüas civilizaciones, como un medio para calmar su mente con ayuda de imágenes en círculo. En la actualidad se ha descubierto que los mandalas tienen grandes y buenos efectos terapéuticos. Los efectos terapéuticos atribuidos a los mandalas no dependen de la forma como éstos estén dispuestos sino de la creatividad de las personas al elegirlos y pintarlos. Para la Psicología, el mandala representa al ser humano. 

 El trabajo de meditación con mandalas consiste en observarlos o dibujarlos. 

Para observarlos sólo se requiere:

  • Sentarse en un lugar cómodo.
  • Realizar una respiración profunda.
  • Observar un mandala de tu escogencia, entre tres y cinco minutos.

mandala

El observarlos, te llevará a un estado de relajación y te permitirá estar más alerta frente a las cosas que suceden a tu alrededor.

Para dibujarlos, se recomienda:

  • Escoger un modelo de mandala que te inspire.
  • Seleccionar los colores, marcadores y/o acuarelas que usarás para dibujarlo.
  • Hazte en un sitio tranquilo, coloca música y comienza a dibujarlo.

Hay técnicas variadas para dibujarlos, pero todo dependerá de tu estado de ánimo.

Si necesitas ayuda para:

  • Exteriorizar tus emociones, se recomienda colorearlo de adentro hacia afuera.
  • Buscar tu centro interior, píntala de afuera hacia adentro.

Colorear es una excelente forma para obtener la relajación, por lo cual colorear mandalas permite la exploración de los beneficios de la meditación y la expresión de la creatividad. Principales características de los mandalas:

  • Figuras simbólicas que representan el macrocosmos (el universo) y el microcosmos (el ser humano).
  • Se trata de un círculo, alrededor de cuyo centro se ordena un conjunto de formas.
  • Los podemos encontrar en muchos lugares como: ordenación de átomos, nuestro sistema solar, los rosetones de las catedrales, en una telaraña.
  • Han sido usados por los budistas desde hace siglos como un instrumento de meditación.
  • Actualmente son usados con fines artísticos, reflexivos y terapéuticos; Para construir tu propio mandala, sigue las siguientes recomendaciones.
  • Busca un lugar relajante donde puedas sentarte cómodamente y pasar tiempo contigo mismo.
  • En una hoja de papel o de acuarela, traza un círculo con un lápiz, para lo cual puedes usar un compás, un plato o cualquier objeto circular.
  • Busca el centro del círculo que trazaste y dibuja en dicho centro cualquier miedo o temor que tengas, e imagina que éste se ha resuelto. Respira hondo, cierra tus ojos e imagina que el temor ya ha sido superado. Plasma en el centro de tu mandala, la primera imagen que aparezca en tu mente en ese estado de superación y/o paz. No pienses en lo que vino a tu mente, no lo analices simplemente dibújalo, dedicándole tiempo a esto y hazlo con una buena energía.
  • Alrededor de la imagen que dibujaste en el centro, traza patrones concéntricos, hasta llegar al borde externo del círculo.
  • Colorea tu mandala, elije los colores según tu sentir, no existe un patrón de colores para combinar.
  • Una vez terminado tu mandala, haz una oración o simplemente agradécete por lo que acabas de hacer y coloca tu mandala durante un tiempo en un lugar dónde lo veas constantemente como un recordatorio de tu superación, esto te dará confianza y paz.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.