¿Vas a cambiar las plumillas? Descubre cuándo hacerlo

387
Compartir en:

Según el reglamento de la Unión Europea No.1008/2010, todo vehículo debe estar equipado con un sistema de plumillas funcional que pueda ser activado desde la parte interna, sin una intervención del conductor, más allá de activar y desactivar las plumillas.  

Las plumillas se pueden cambiar fácilmente y es necesario hacerlo si no están desempeñando su función en forma adecuada, ya que estas garantizan la calidad del campo de visibilidad del conductor.  

Señales que indican mal funcionamiento de las plumillas y/o requerimiento de cambio de estas o su limpieza:   

Plumillas

  • Salto de cuchillas o vibración de estas sobre el vidrio.
  • Ruidos molestos y daños de “rayado” en el vidrio. 
  • Descuadre de la marcha adecuada de las plumillas por presencia de partículas contaminantes sobre el vidrio.

  • La exposición al sol y la vejez de las plumillas pueden ocasionar que estas se cuarteen y dejen líneas horribles de agua en el sitio que limpian. 
  • Aumento de fricción de los cauchos de las plumillas contra el vidrio, lo cual se evidencia por el ruido. 

  • Generación de rayones por falta de un agente facilitador o que facilite el movimiento de las plumillas sobre el vidrio, del agua de lavado del vidrio.

  • El cambio de plumillas o limpiaparabrisas debe ser frecuente porque estas se encuentran expuestas a diferentes factores ambientales, incluso sin usarse. Se contaminan frecuentemente con mugre que deben remover del vidrio, así mismo sus cauchos suelen retener tierra, por lo cual se recomienda limpiarlos con un cepillo de dientes.

limpiaparabrisas

  • Es importante que no actives el funcionamiento de los limpiavidrios o plumillas en seco, puesto que el polvo y cualquier suciedad adherida al vidrio puede dañar las escobillas. Si tu vehículo posee sensor de lluvia, es recomendable desconectar el limpiaparabrisas si no llueve para que este no se active en condiciones secas, porque muchas veces es tan sensible que cualquier cambio de luz, la registra como lluvia y al ponerse en funcionamiento pueden dañarse las escobillas.  
  • Recuerda que es responsabilidad del conductor cerciorarse que el vehículo está en condiciones seguras para funcionar y esta empieza con el estado del vehículo. Un vehículo en mal estado tiene más probabilidad de fallar y de provocar un accidente. La revisión de las condiciones de vehículo debe siempre incluir la revisión de las plumillas, ya que estos ayudan a eliminar los residuos de lluvia y/o nieve, y algunos vehículos no sólo las poseen en los vidrios delanteros, sino también en los traseros y en las luces. Siempre cerciórate que todas las plumillas funcionan adecuadamente, reemplázalas si es necesario para garantizar que eliminan el agua en forma adecuada.  

Lavado del parabrisas

Algunas recomendaciones para mantener los vidrios de tu vehículo limpios son:  

  • Mantén el parabrisas limpio, ya que el brillo del sol o de partículas puede dificultar la visibilidad. 
  • Mantén el líquido de lavado del parabrisas lleno. 
  • Limpia el interior de las ventanas. 
  • Elimina la nieve, o hielo de todas las ventanas.

  • No cuelgues objetos en el espejo ni obstruyas el parabrisas con avisos como calcomanías. 
  • Mantén limpias las luces delanteras, las traseras, las de freno, ya que la suciedad puede disminuir la luz y tu visibilidad. 
  • Asegúrate siempre que las plumillas de tu vehículo se encuentran en buen estado y trabajando al 100% para que tus desplazamientos sean más seguros y agradables.  


Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.