Andrimals, segunda parte

| ReCréate
77
Compartir en:

Este blog es la segunda parte de la serie de relatos y poesías cortas sobre personajes inspirados en la naturaleza, como nunca te los imaginaste. 

historias

7. Casmondras


Surcamos el aire, veloces y ágiles volando. Con ojos pluriópticos no dejamos de captar el más leve movimiento. Es nuestra vida muy corta, transcurre siempre huyendo, siempre viniendo. Aunque golpes recibimos nuestro volar es alegre. Anunciamos vida, aunque no haya. Anunciamos muerte, sin estar presente.

8. Lasmindras

Un coro de sonidos bajos, acompasados y uniformes, anuncian nuestra presencia. Traemos dulzura y nuestra esencia es dulce. Amigas queremos ser pero su ambición es desmedida. Hoy en vez de llegar, huimos cual reos condenados al exilio, sin la esperanza de un regreso. No hay hogar donde regresar ni flor que besar, ni miel que libar. Algunas veces, una mano amiga, calma nuestra sed con aparente dulzura, que no lleva el conjuro de nuestro laborar. Tristemente sabemos que si no hay mañana para nosotros, para ellos tampoco.

animales fantasticos
relatar


9. Darandra

Tejer, tejer, la vida,  la muerte, la risa, el dolor. No importa la faz, en mi sutil red presos serán. Los sueños se cortan, la noche vendrá. Somos desde simples pequeñitas, grandes exóticas, hasta negrura total. Tejer, tejer, pero… ¡cuidado! El néctar final en nuestra boca está.


10. Landrucho


La suerte con nosotros viene. Saltando aquí, saltando allá, colorido de madera como el otoño crujiente, de verde hoja como esperanza de vida. Hoy y aquí. Y mañana tal vez.

poesía
animales


11. Pavindras


No somos muchas, pronto nada. Nuestra persecución implacable es. A cambio, cual abejas damos bien, sembrando vida y limpiando el mal. Como guerreras nuestro aguijón es dolor, porque no hay compasión.

12. Andrinches

Nacemos para ya morir.
Si nuestro olor repugna, el aire impregnado de muerte es más repulsivo y se queda.

Nuestro olor se expande, se hace viento, se hace vida.


13. Belindras

Nuestro volar ágil, ligero y gracioso, inspira un canto de alabanza a la creación. Nuestros cuerpos, gráciles al viento, posando aquí, posando allá. Pero ¡Ay! Todavía el hombre ignora la belleza y fragilidad de la vida. Quedamos como punto intermedio entre contemplación y exterminio. Pero él no sabe que naturaleza somos también.

relatos

Esta es tan sólo la segunda parte de estos relatos.

Quédate atento, pronto conocerás más acerca de los Andrimals en https://blog.coomeva.com.co/

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto aquí.