Andrimals

| ReCréate
77
Compartir en:

En este blog encontrarás una serie relatos y poesías cortas con personajes inspirados en la naturaleza, como nunca te los imaginaste. 

A esos eternos...

Es el peregrinar de los seres minúsculos insignificante para el agite de hombre confinado en preocupaciones importantes para nada. 

Vacías para lo que realmente significa la inmensidad maravillosa del cosmos. Perdimos lo esencial y nos devora el vacío.


1. Magirandros


Allá. En lo más profundo de tu mente aguardan. 

Son lo que tú quieres que sean. Soportes de la nada que embolatan los sentidos, asideros de ilusiones muertas, manantiales de recuerdos ocultos. No les das forma, no les temes, porque eres tú y solo existen porque tú estás.


2. Eluisa


ELUISA creía en un mundo que ella solo miraba, repleto de seres iguales a ella, sin otro afán que ir y venir. Siempre buscando el sustento que parecía no saciar el apetito voraz de las interminables filas. Siempre llevando, siempre trayendo. Cada noche el final y el renacer. Un nuevo ciclo de filas interminables, en busca nuevamente del sustento. Eluisa pensaba que cuando se dejaba de seguir, para vivencia de otro sentir, la vida sentido tendría. Pero ¡ay! Sabía que estaría eternamente renaciendo y buscando el sustento. Eluisa era eterna, era cíclica.


3. Lizandra


Si me limito a estos confines, no podrán mis parientes conocer la exquisita armonía de plateadas rayas paralelas que engalanan mi cuerpo. Cintas cósmicas, que una vez en mi paseo astral se pegaron. Solamente si me quedo no seré más que presa de un felino que lleva la belleza en su ser, pero no ve más allá de sus instintos.


4. Airpondra


Soy vistosa, soy el viento. Dorada al amanecer, azul en las noches. Presagio la vida y marcho con la muerte, en mi negrura total. 

El agua es fuego donde mis alas se evaporan al no volar no temo un final…


5. Gusindros – Andrugos


Caminantes ancestrales, pedacitos de vistosos colores naturales, solo para ver y no tocar. De exótico andar ondeante. Somos fugaces momentos antes de volar con colorida realeza, tejidos delicados y sutiles en elegantes prendas, almíbar de espirituosas bebidas alegres y gustosos manjares de exquisitos paladares, todo eso y mucho más. Pero nuestro fin en sus implacables manos irremediable es.


6. Charandra – Andracha


La naturaleza gasta sus bromas. Soy en el diseño geométrico perfecta. En la asignación de mi labor, repulsiva…Surco el aire con gracia, nado con agilidad y me escurro rápidamente, por cualquier rendija. Todos mis sentidos se conjugan en un hipersentido, ¡pero mi olor repudia!…siendo que hay seres que huelen a muerte. 

Mi nombre se denigra cual vil comparación. No es muy sublime mi vida de maltrato y crueldad al igual  que tampoco  mi muerte lo es. 
No hay compasión humana a mi sufrir.

Ni siquiera el recuerdo porque le inspiro repulsión. Pero otras especies cual manjar me deleitan. Llevo siglos huyendo pero ¡Ay! Mi olor me delata. Mis ojos han presenciado la historia de la humanidad con civilizaciones erigirse y ocupar el cenit de la gloria pero también las he visto derrumbarse y quedar sepultadas. Me he paseado sobre cuerpos de de héroes caídos

y de crueles humanos que se creían eternos. No hubo diferencia. Total todo queda reducido a escombros, polvo y podredumbre. Aquí todo tiene fin, el destino es errante, sin apegos ni sentimientos que le son inherentes a los humanos y a otras especies vivas. Soy la tierra, la esencia de ella y un día seremos tantas que tierra no habrá.

Este es el comienzo de una serie de relatos que trascienden desde su escritura y su interpretación. 
Quédate atento, pronto conocerás más acerca de los Andrimals en https://blog.coomeva.com.co/

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto aquí.