Autoexamen testicular: un hábito saludable

359
Compartir en:

Este autoexamen debería ser realizado periódicamente por todos los hombres. El autoexamen de testículos permite detectar cualquier cambio en éstos, particularmente los generados por el cáncer testicular. Difiere del autoexamen de seno de las mujeres, usado para detectar cáncer de seno, el cual ocurre con mayor frecuencia en mujeres mayores de 40 años, en qué ocurre generalmente en hombres entre 25 y 35 años de edad.

Según estadísticas de estudios, el cáncer testicular, es la tercera causa de muerte por cáncer en este grupo étareo(25-35 años). El cáncer testicular detectado a tiempo es curable, de ahí la importancia de realizarse periódicamente el autoexamen. Lamentablemente, un gran número de muertes evitables han ocurrido producto del desconocimiento masculino de cómo realizar dicho autoexamen. 

autoexamen

El mejor momento para realizarse el autoexamen es durante la ducha con agua caliente, puesto que en ésta se logra la relajación del escroto y con ayuda del jabón se puede explorar las características de éste. Lo primero que debe hacerse durante al autoexamen es identificar cada testículo y el epidídimo que se encuentra por arriba y atrás. Acto seguido debe rotarse o moverse cada testículo entre el pulgar y el índice, y asegurarse que la superficie de éste se siente redonda y firme. 

El epidídimo es un conjunto de tubos en forma de espiral ubicados en la parte superior de cada testículo. A través de sus conductos o tubos circula el semen. 

Durante el autoexamen de testículos pueden detectarse anormalidades como:

  • Una tumoración o especie de bola en la superficie testicular, que no corresponde al epidídimo, si la detecta durante el autoexamen debe consultar al médico inmediatamente.
  • Una epididimitis, es decir una inflamación del epidídimo. Esta inflamación se caracteriza por ser muy dolorosa y requiere tratamiento médico.
  • Un Varicocele, hidrocele o espermatocele. En el varicocele se presenta un agrandamiento de las venas localizadas por arriba del testículo, las cuales desaparecen cuando el hombre se encuentra acostado. El varicocele suele ser una afección muy común. Se requiere tratamiento si el dolor es muy intenso o amenaza con afectar la fertilidad masculina. El hidrocele, es una protuberancia producida por la acumulación de líquido y el espermatocele, es la acumulación de esperma, ésta acumulación no requiere tratamiento a menos que cause dolor o afecte el funcionamiento del aparato reproductor masculino.
  • Una orquitis, es decir una inflamación de uno o ambos testículos, la cual puede ser causada por una infección por bacterias o virus. La causa más frecuente de orquitis son las paperas. Es importante recordar que los testículos, son muy sensibles y que cualquier lesión por pequeña que sea puede causar dolor y molestia; no obstante, se debe prestar atención a cualquier dolor testicular repentino e intenso puesto que esto requiere atención médica urgente. Si bien el cáncer testicular es generalmente indoloro, va acompañado de tumoración a nivel testicular, por lo cual ante la detección en el autoexamen de cualquier protuberancia se debe acudir al médico para que sea este, quién determine las características de dicha protuberancia.

Ten en cuenta que es recomendable acudir al médico por cualquiera de las siguientes circunstancias: 

  •  Autodetección de protuberancia en el escroto.
  • Fiebre.
  • Aumento de temperatura a nivel del escroto, aumento de sensibilidad de ésta al tacto o presencia de enrojecimiento;.
  • Ha tenido contacto con un enfermo con paperas El mejor hábito saludable es la prevención por lo cual recomiendo a todos los hombres realizarse el autoexamen testicular al menos una vez al mes.

prevención
Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.