Claves para formar una sociedad exitosa

263
Compartir en:

Una sociedad exitosa es aquella en la cual la mayoría de las personas están felices y/o sanas y son exitosas y en la cual se genere el menor prejuicio posible y que por el contrario sea beneficiosa para otras personas.

Conseguir un buen socio y mantenerlo, además de trabajo implica suerte.

Muchas sociedades suelen terminar intempestivamente y de forma traumática, y esto ocurre porque los socios no prevén los posibles inconvenientes que pueden presentarse como consecuencia de la convivencia.

La mejor forma de prevenir posibles problemas y de establecer sociedades con mayor posibilidad de éxito, es tener en cuenta las siguientes recomendaciones: 

  • Si la sociedad es de convivencia, ya sea una unión libre o producto de decisión de vivir con otras personas, familiares y/o amigos, lo mejor es que conviva con esas personas antes de comprar o arrendar juntos, porque en ese tiempo podría detectar si existen incompatibilidades que afecten la convivencia.
  • Todo acuerdo de la sociedad debe colocarse por escrito y con asesoría de un abogado.
  • Nunca se apresure a formar una sociedad, porque las consecuencias económicas de esto pueden ser muy grandes. Analice las ventajas y desventajas y coloque todo por escrito para cubrir los posibles problemas que puedan presentarse.

sociedad

  • Recuerde que cada socio tiene una razón individual para formar la sociedad, porque cada uno es un ser humano con características y metas propias. Por lo anterior, es fundamental que conozcamos a las personas con quiénes queremos establecer una sociedad y darnos a conocer, antes de establecer metas y llegar a acuerdos.

  • Al iniciar una sociedad, debemos tener en cuenta que un socio más otro socio, son tres socios. Sí leíste bien, porque serán un socio más otro socio, dos individuos a los cuales se suma un tercero: la sociedad y por tanto, el éxito de la sociedad, es el éxito de los socios que la conforman.
  • Para una sociedad exitosa debe existir un pacto previo y realista entre voluntades particulares acerca de las metas y objetivos que quieren alcanzar.
  • Las sociedades se forman entre personas, y las personas estamos constantemente experimentando cambios y evolucionando, por lo cual así exista mucha concordancia al inicio, es necesario estar revisando su dinámica y ajustándola para que funcione de manera armónica como al iniciarse.
  • Es importante que a cada miembro de la sociedad se le adjudique la función para la cual es especialista, para la que es más apto o para la que está más capacitado; esto es importante tenerlo en cuenta porque muchas sociedades fracasan porque alguno de sus miembros no se siente lo suficientemente valorado.
  • Los rasgos de personalidad son importantes para el éxito de las sociedades, puesto que sentimientos como envidia, celos, soberbia, rivalidad llevan al deterioro y destrucción de las sociedades, igual que acaban con la sociedad conyugal, generando el divorcio. 

Las sociedades no deben hacerse sólo para ganar dinero, también para sentirse bien, algo que es aplicable a las sociedades conyugales, que a mi modo de ver, no son sólo para tener hijos.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.