La ludopatía ¡no es un juego!

430
Compartir en:

El juego se convierte en patológico cuando es el resultado de la sumatoria de diversos factores como la frecuencia, la cantidad de tiempo que se le dedica y el dinero que se gasta en éste. Psicológicamente hablando se caracteriza por la pérdida de control del estado de ánimo acompañado del descontrol de los impulsos.

Los juegos se han clasificado principalmente en: 

tipos de ludopatia
  • Juegos de azar: los cuales dependen exclusivamente de la suerte, en éstos encontramos el bingo, la lotería, el baloto, los dados, entre otros.
  • Juegos de habilidad: en los que influye la destreza del jugador, en éstos figuran el ajedrez, los videojuegos, entre otros.
  • Juegos de competición: los que incluyen todas las competiciones deportivas.

Según la American Psyhiatric Association, el juego es considerado como patología cuando se caracteriza por diferentes síntomas (los tres primeros son fundamentales):

  • Incapacidad para resistir el impulso de llevar a cabo algún acto.
  • Sensación de tensión antes de realizar el acto.
  • Experiencia de placer al realizar el acto lúdico. 
  • Preocupación frecuente por jugar o por contar con dinero para hacerlo.
  • Jugar más cantidad de dinero o más tiempo del planeado.
  • Necesidad de aumentar la frecuencia de apuestas.
  • Irritabilidad cuando no puede jugar.
  • Pérdidas constantes de dinero en el juego e insistencia en tratar de recuperar el dinero perdido.
  • Esfuerzos para tratar de detener los impulsos de jugar.
  • Persistencia en jugar a pesar de las deudas, o de los problemas sociales, familiares, profesionales o legales que esto acarree.

Como puedes darte cuenta existen muchas similitudes entre la ludopatía y las adicciones a sustancias psicoactivas, por lo cual la ludopatía corresponde a una adicción y de esa forma debe ser tratada.

ludopatia en colombia

Existe una gran similitud clínica entre la ludopatía y las drogodependencias, observadas en el deterioro biopsicosocial, la tolerancia y el síndrome de abstinencia, acompañado de algunos síntomas de tipo psíquico como: sudoración, depresión, inestabilidad anímica, pensamientos obsesivos, insomnio. Estos síntomas están asociados principalmente a pérdidas económicas derivadas del juego y a los sentimientos de culpa por la conducta ludópata. Lo cual desencadena en un estado de angustia permanente que conduce en la mayoría de los casos a desajustes de tipo emocional.

Según diferentes estudios y autores, se pueden identificar varios tipos de jugadores: 

  • Jugador social: es el que de manera ocasional participa en juegos legalmente permitidos y que lo hace por diversión, y pude interrumpir su actividad lúdica cuando lo desee porque no depende de ésta.
  • Jugador profesional: es el jugador que vive del juego, apuesta racionalmente y participa principalmente en juegos en los cuales la habilidad se impone sobre el azar, su objetivo principal es ganar dinero.
  • Jugador problema: es el que juega frecuentemente, gasta dinero constantemente y no tiene control sobre sus impulsos, este tipo de jugador es una persona con un alto riesgo de convertirse en un ludópata.
  • Ludópata o jugador patológico: es el que tiene una dependencia emocional del juego, pierde el control con respecto al juego y por éste interrumpe el desarrollo normal de su vida cotidiana.

El juego genera beneficios porque puede contribuir a una buena vida, ya que su función es divertir y entretener, e incluso fortalecer las relaciones con otras personas; sin embargo, ten claridad que depender de éste para funcionar como ser humano, es una señal de alarma de ludopatía.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.