Las hormigas: su función e importancia en el planeta

388
Compartir en:

De estos pequeños insectos, las hormigas pertenecen a uno de los grupos con mayor número de especies descritas en el planeta, según la Comisión Nacional de Desarrollo del Conocimiento Conabio, o en colaboración con esta. En términos de biodiversidad, actualmente se contabilizan unas 14.000 especies de hormigas, pero se estima que puede haber un total de 25.000 especies, lo que representa alrededor del 15% de la masa de vida terrestre en la Tierra, es decir, el doble de la diversidad de los mamíferos. 

Pero, ¿qué hace? Si estos insectos se extinguieran, el desequilibrio provocaría un caos horrible y brutal a escala global. Esto no es sorprendente dado que hay aproximadamente 168.000 hormigas por humano que pesan lo mismo que nosotros. 

Por otro lado, los ecosistemas pueden sufrir graves daños, indirectamente degradarse rápidamente, aumentando las pérdidas de otras especies en un corto período de tiempo y se observará la acumulación masiva de cadáveres de otros insectos en el suelo. Por lo tanto, el suministro de alimentos también conducirá a la extinción de otras especies animales y vegetales, lo que provocará la pérdida de gran parte de la biodiversidad de la Tierra. Quizás la vegetación que proporciona alimento y refugio a las hormigas también desaparezca, amplificando los efectos a una escala verdaderamente inimaginable y aterradora. 

hormigas

Pero, ¿qué función cumplen las hormigas? ¿realmente son tan importantes?, dispersan las semillas que caen de las plantas al suelo. Este es un proceso conocido como mirumekokori. Esto es fundamental, porque las plantas no pueden reproducirse sin este tipo de organismos, pero hay especies que impiden el crecimiento de las hormigas. Hay más plantas alrededor, por lo que deben mantenerse alejadas unas de otras. 

De hecho, esta dispersión de semillas también puede ser realizada por otros organismos. Sin embargo, algunas plantas necesitan tanto a las hormigas que segregan una especie de masa de hormigas llamada helioma dulce. Esta hormiga contiene las semillas de varias plantas y su función es atraer a las hormigas y enviar las semillas al hormiguero. Sin esta ayuda, muchas semillas no germinarán.

Además, las hormigas pueden polinizar y, aunque no pueden volar como las abejas, pueden transportar el polen a las plantas cercanas, lo que permite la fertilización de las plantas. Además, los expertos señalaron que las hormigas también son esenciales para la supervivencia y nutrición de las abejas. Las plantas de todo el mundo están haciendo algo muy diferente a lo que se pensaba hasta hace poco. Un nuevo estudio revela que las hormigas pueden proteger a las plantas de varias enfermedades porque producen antibióticos químicos que juegan un papel en la lucha contra estas infecciones. 

Los investigadores explicaron que los beneficios que las hormigas aportan a las plantas son: Debido a que estos insectos pueden infectar las plantas con más de 14 infecciones diferentes, estos insectos generalmente viven en espacios muy reducidos y las hormigas corren el riesgo de propagar diversas infecciones dentro de los hormigueros. Para ellos y las plantas que los rodean, las infecciones por patógenos secretadas por pequeñas glándulas dentro de sus cuerpos se reducen en un promedio del 60%.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.