Manejo de emociones: comienza a expresar lo que sientes

178
Compartir en:

Actualmente, es muy común leer y escuchar mucho sobre el tema de las emociones. Siempre diferentes autores y especialistas van a coincidir con que se debe aprender a expresarlas, el poder gestionar nuestras emociones se convierte en esta época en una de las mayores habilidades que como seres humanos podemos desarrollar, sobre todo porque las enfermedades físicas y psíquicas como el tema de la ansiedad y la depresión llevan generalmente a concluir que una de las formas para afrontarlas es poder tener capacidad para expresar lo que sentimos de manera asertiva y que ello no se convierta en síntoma, el estrés diario, las diferentes frustraciones de la vida, requieren que podamos tener la capacidad de manejar nuestras emociones, por tanto, una de las principales tareas para las personas que están criando a otros es poder enseñar esto, obviamente para ello se debe empezar por los adultos, como bien lo dice la médica psiquiatra Marian Rojas, “cuando tú lo ves en tus padres es mucho más fácil, no podemos pretender que nuestros hijos hagan cosas que nosotros no hacemos”.

Ser padre, madre biológico o adoptivo, el hecho de criar noches tras noche a otro, es una de las mayores responsabilidades que existen, porque no solo es el hecho de cubrir las necesidades básicas (comida, techo, vestuario, educación, protección), sino las necesidades afectivas, con el fin de lograr que ese otro sea emocionalmente independiente y sano, es un trabajo de entrega que lleva décadas, obviamente como he hablado en otros blogs, se debe criar con límites, que nuestros hijos nos amen y traten con respeto, pero ante todo que sean buenas personas y puedan de alguna manera lidiar con los aspectos que la vida trae, como decía un terapeuta budista, transpersonal “el ser padres es trabajar por que otra persona sea la mejor versión de sí misma”.   

Emociones


Por tanto, es supremamente dañino para el desarrollo psicológico de toda persona, que se le invalide emocionalmente, si un niño no aprende a identificar y contactar con sus emociones, más adelante esas emociones no desaparecerán sino que se convertirán en mostros en su contra. 

El no saber gestionar y poner en palabras lo que se siente, la mente buscara una forma de sacarlo: explosividad, agresividad, autoagresiones, autolesiones, adicciones, dependencia emocional y demás, esto en cuanto a lo psíquico pero a nivel físico también se manifestara en enfermedades que generalmente y dado a la conexión entre nuestro organismo y la mente va a terminar afectando nuestra salud.

Expresar nuestros sentimientos y la forma en que lo hacemos siempre va a involucrar la manera en que fuimos criados. Existen aspectos en la vida adulta que tiene que ver mucho con nuestra infancia. Aunque actualmente haya cambiado mucho varios aspectos de la crianza, puede existir aún personas que les dicen a los niños “que no lloren, que sean fuertes”. De adultos muchas de estas personas que uno encuentra en terapia son personas analfabetas a nivel emocional, porque no saben cómo expresar lo que sienten, como lo dice el psiquiatra Eduardo Villalobos, es como enseñar a leer y a escribir a un analfabeta, pero emocional.  

Pero como enseñar a los niños a expresar sus emociones. Primero debe aprender a identificarlas, segundo háblale siempre que ellas son simplemente emociones, no hay buenas y malas, ya que yo me puedo enojar, poner triste, tener miedo, pero soy yo quien las maneja, no al contrario, por tanto, enseñar que existen una emociones que podemos llamar nuestras aliadas como por ejemplo la calma, ayudara a reconocer que está bien enojarme, sentirme triste, miedoso, pero debo buscar otra que me ayude a lidiar con ellas, la calma, la felicidad, con ellas la tranquilidad, la paz.  

Con el adolescente ocurre lo mismo, se le debe hablar de su capacidad para manejar sus emociones y de acudir a ellas para regular aquellas que pueden llevarlo al descontrol, en el adolescente funciona el que, si no se le es fácil comunicar su sentir, lo puede hacer a través de la escritura, del arte, del deporte. Aquí es importante ayudar a comprender que también expresar nuestros sentimientos lleva a que seamos selectivos, es decir, a quien se los contamos, ya que hacerlo de manera pública como redes sociales y otros, no es la manera correcta, aplica el comprender la importancia de los límites y que el joven pueda ver la diferencia entre lo que es de carácter privado y lo que puede ser público.  

Ya en la vida adulta, si no logramos con facilidad poner en palabras nuestro sentir, con nuestra pareja, amigos o familiares, pero identifico lo que me afecta y que quizás requiere de ayuda profesional, puedo empezar a tener mayor conocimiento sobre ello, ya que “comprender es aliviar”. Ahora es cada vez más común encontrar por medio de las redes información valiosa sobre el tema, muchos profesionales y especialistas en salud mental comparten en sus cuentas diferentes tips que permiten comprender un poco lo que sucede con nuestra mente y poder realizar cambios a favor de nuestro bienestar, no obstante es importante esclarecer que dicha información que vemos en redes nunca va a reemplazar un proceso individual con un profesional, ya que en ellos es que podemos trabajar aspectos de nuestra historia de vida y familiar que nos genera afectación emocional y sobre todo encontrar herramientas de afrontamiento a la situación problema.   

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.