Pila recargable: ventajas y recomendaciones de usos

474
Compartir en:

La pila recargable es una pila que una vez usada y descargada, se puede invertir su acción química mediante el uso de electricidad y la pila se recarga.

Alguna vez te habrás preguntado por qué sucede esto. Para entenderlo es importante que sepas que una pila es, en términos sencillos, un envase con sustancias químicas especiales que generan electricidad, como producto de una reacción química. Esa reacción química comienza en cuanto colocamos la pila en el dispositivo o aparato que queremos usar y lo encendemos, completando un circuito que genera un flujo de electricidad desde un polo al otro de la pila.

Pila recargable

Verás en una pila no recargable o estándar, cuando las sustancias químicas se han agotado durante el proceso de reacción, la pila queda inservible, por el contrario, en las pilas recargables, que contienen sustancias químicas diferentes, que pueden reaccionar de manera opuesta, estas pueden llenarse nuevamente de electricidad cuando son colocadas en un cargador.   

Casi todas las opciones disponibles en el mercado, son de níquel e hidruro metálico (NiMH), lo cual las hace menos contaminantes que aquellas que contienen níquel y cadmio. 

Ventajas del uso de pilas recargables: 

  • Ahorramos dinero. 
  • Generamos menos degradación y contaminación ambiental, ya que su uso implica menos generación de residuos correspondientes a pilas no recargables.

Desventajas de su uso: 

  • Aunque no se estén usando, con el paso del tiempo pierden carga, por lo cual no se recomienda su uso en aparatos que no están encendidos o funcionando todo el tiempo, por ejemplo como el control del televisor. 
  • Las pilas recargables tienen una vida limitada, la mayoría de estas resiste un máximo de 500 recargas
  •  Su uso requiere un proceso adicional de gestión de nuestra parte, y el tener que realizar un cambio de pilas más a menudo.

Recomendaciones

  • Revisa la capacidad de carga de la pila, la cual se expresa en mAh (miliamperio por hora). Lo ideal es que tenga un mínimo de 1800 mAh.  
  • La capacidad de carga de las pilas recargables se va perdiendo con el tiempo, por lo cual se recomienda descargarlas completamente antes de iniciar una nueva carga. 
  • Para uso en elementos como controles de TV, lo ideal es usar pilas recargables NiMH LSD, es decir, de baja autodescarga, las cuales aseguran una retención del más del 70% de carga en un tiempo de un año. 
  • Retira las pilas recargables de los aparatos que no vayas a utilizar por largo tiempo. 
  • Las pilas recargables deben guardarse cargadas.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.