¿Qué es y para qué sirve el plan de negocios?

222
Compartir en:

Siempre existirán riesgos y situaciones que pueden afectar tu negocio. Realmente la incertidumbre que se genera es constante, desde desastres naturales hasta situaciones imprevistas como la pandemia, cada empresa está expuesta a riesgos que pueden amenazar su continuidad. Es aquí donde entra en juego la importancia de contar con un sólido Plan de Continuidad de Negocio (PCN), un salvavidas estratégico que puede marcar la diferencia entre la supervivencia y la vulnerabilidad de una empresa.

¿Qué es un plan de continuidad de negocio y para qué sirve?

plan de continuidad

Un plan de continuidad de negocio (PCN) es una estrategia detallada que busca garantizar que una empresa pueda continuar sus operaciones de manera efectiva, incluso en circunstancias adversas. No se trata solo de grandes corporativos complejos, las pymes e incluso las microempresas también pueden construir su propio PCN adaptado a sus necesidades y capacidades.

Aquí te explico cuál es el paso a paso para construir un PCN:

Evaluación de riesgos:

  • Identificar posibles amenazas y evaluar su impacto en las operaciones comerciales. Algunas de las amenazas pueden ser: Hackeo de la información, sabotaje, malas condiciones climáticas, riesgos de desastres naturales, dificultad en el suministro de agua, incidente que afecte la imagen o reputación de la empresa, entre otros.

Desarrollo de estrategias:

  • Crear estrategias específicas para hacer frente a cada riesgo identificado. Esto podría incluir políticas de teletrabajo, respaldo de datos o acuerdos con proveedores alternativos.

Implementación de medidas de control:

  • Poner en práctica las medidas preventivas y de control. Por ejemplo, asegurar la infraestructura, establecer protocolos de seguridad o implementar sistemas de respaldo.

Pruebas y simulacros:

  • Realizar pruebas periódicas y simulacros para garantizar que el personal esté familiarizado con los procedimientos y que estos sean efectivos.

Actualización continua:

  • Un PCN no es estático. Debe actualizarse regularmente para reflejar cambios en la empresa, el entorno comercial y la tecnología.

¿Cómo adaptar un PCN a una microempresa?

Los pequeños negocios también pueden y deben beneficiarse de un PCN. Para ellos, la clave está en la simplicidad y en centrarse en las áreas críticas. Un pequeño restaurante, por ejemplo, podría desarrollar un PCN que incluya proveedores alternativos de alimentos o una estrategia para servicios de entrega a domicilio.

Contar con un PCN no solo significa prepararse para lo peor, sino también garantizar la eficiencia operativa en situaciones cotidianas. Reducir la vulnerabilidad frente a riesgos puede ahorrar tiempo, dinero y, en última instancia, proteger la reputación y la continuidad del negocio.

¡No subestimes el poder de la preparación para asegurar un futuro sostenible para tu negocio!

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.