Queso: origen, tipos, componentes y beneficios

1110
Compartir en:

El queso corresponde a la fracción sólida obtenida por la coagulación enzimática de la leche. Nutricionalmente, el queso es considerado como un alimento de gran valor por su contenido de proteínas, vitaminas, calcio y fósforo, contiene principalmente:   

Queso


  • Caseína, proteína de la leche
  • Grasa
  • Sales solubles e insolubles
  • Agua
  • Lactosa
  • Albúmina  

Como muchos descubrimientos, la producción de queso ocurrió en forma accidental, puesto que en la antigüedad, se usaban los estómagos de cabras y ovejas para el transporte de la leche, y durante ese proceso de transporte, muchas veces la leche se coagulaba, separándose en dos fracciones: una líquida (suero) y otra semisólida(queso). La fracción semisólida fue consumida por las personas y encontraron que tenía un buen sabor.

La transformación de leche en queso ocurría por los siguientes factores:

  • Presencia de microorganismos
  • Temperatura de la leche transportada
  • Presencia de la enzima denominada renina o quimosina, enzima que se encuentra en los estómagos de cabras y ovejas

Existen diferentes tipos de queso en el mundo, con diferentes nombres dependiendo de: 

  • Lugar de fabricación 
  • Modificaciones realizadas durante el proceso de elaboración 
  • Presentación de este (tamaño y forma)  
  • Método de conservación

Una forma general de clasificar los quesos, está basada en sí, estos han sido sometidos o no a un proceso de maduración, es decir, de fermentación con microorganismos, clasificándose en quesos madurados y quesos frescos. Son ejemplos de quesos madurados: queso parmesano, cheddar, suizo, gruyere, roquefort, camembert. Y de quesos frescos: queso crema, ricotta, requesón.  

Otra de las clasificaciones generales más usada está basada en la textura del queso, clasificándolos en: duros o de pasta dura, semiduros y suaves. La dureza del queso depende del contenido de agua. En quesos duros, el contenido es de 13 a 34 %, y en quesos suaves, es de un 60%.  

Para obtener quesos de pasta blanda se usan cultivos de microorganismos como: lactococcus lactis, mientras que para la obtención de quesos de pasta dura se usa: lactobacillus casei y leuconostoc citrovorum. Para la producción de los quesos madurados se utilizan otros microorganismos como:

  • Streptococcys thermophilus para los quesos emmental y edam
  • Penicillium candidum, para el queso camembert
  • Penicillium roqueforti, para el queso roquefort
  • Lactococcus cremoris para el queso cheddar  

Comer queso de forma regular es muy conveniente por su alto contenido proteínico y valor energético. Te recomiendo que consumas más quesos madurados que frescos, puesto que los madurados poseen más proteínas, grasas y calorías que los frescos.  

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.