Evita la preocupación constante y cuida tu salud física y emocional

413
Compartir en:

La preocupación constante es capaz de afectar la salud física y emocional del ser humano, y puede traernos problemas más graves que los que ya teníamos.

Siga estas sugerencias:

Preocupación

Establezca un límite al tipo de entretenimiento que ve y escucha, como las malas noticias. A veces pensamos que debemos de estar enterados a detalle de las cosas malas que pasan en el mundo. Pero lo único que conseguirá es sentir desespero, impotencia, y angustia por no saber qué hacer, cómo ayudar o sienta miedo de que le suceda a usted y a su familia. Quedará sin energías de nada. 

Hágase la siguiente pregunta: ¿Con qué constancia creería usted que debe de dedicarle tiempo a las malas noticias?

Crea un horario del día a día: diseñar un horario para nosotros en el día a día nos puede ayudar a mantener un poco la normalidad de nuestra vida. 

Hágase la siguiente pregunta: ¿Tengo un horario? Cuando finaliza el día, ¿siente que al cumplir ese horario le ayuda a sentir que logró algo?

Trate de mantenerse positivo: si usted solo mantiene con pensamientos negativos o que pudo haberlo hecho mejor, vas a cultivar más angustia y preocupación. ¿Qué le parece si hace una lista de 5 cosas por las que siente gratitud?

Es una buena dinámica para recordar lo que tiene y la razón por la cual puede ser feliz y mantener la calma. No siempre vivimos cosas malas, solo nos centramos en ellas y sentimos que no nos pasa nada bueno nunca y que jamás nos pasarán. 

Hágase la siguiente pregunta: ¿Piensa mucha en el mismo problema siempre y olvida por completo las cosas buenas que le pasan?

Piense en las personas que lo rodean de manera equilibrada: a veces solemos preocuparnos tanto en las personas que nos olvidamos de nosotros, no tiene nada de malo pensar en las personas que queremos, pero quizá por pensar mucho en los problemas de lo demás nos terminamos cargando en exceso no solo con problemas ajenos a nosotros, sino que también se nos acumulan los nuestros.

Pero existen maneras de demostrar que amamos a las personas. No se aísle por completo de la gente, haga salidas con su familia y amigos, esto le ayudará a despejar la mente. 

Hágase la siguiente pregunta: De sus amigos o familiares, ¿hay alguien con quien no se ve hace mucho tiempo?

Cuide de usted y salud: quizá el ejercicio no sea su mejor aliado, pero intente salir a trotar por 15 o 30 minutos al ritmo que usted desee, haga pausas activas en su lugar de trabajo o cuando esté en casa. Estirarnos ayuda a liberar estrés acumulado. Sudar un poco nos ayuda a quitarnos cargas de encima y a despejarnos un poco. Cuide su alimentación.

Hágase la siguiente pregunta: ¿Me he realizado chequeos médicos en los últimos meses? ¿creo que debería de tener hábitos de ejercicios diarios?

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.