Vacunas: su importancia en la inmunidad comunitaria

232
Compartir en:

Afortunadamente las vacunas pueden protegernos de muchas enfermedades, y mantenerse al día en las vacunas puede protegernos y proteger a las personas de nuestro entorno, evitando la propagación de las enfermedades.

Las vacunas han permitido la reducción de enfermedades y la muerte en la población infantil y adulta. Cuando la vacunación se da en forma generalizada y en una cantidad suficiente de personas, toda la comunidad obtiene una protección contra una enfermedad específica, a esto se le denomina inmunidad comunitaria.

La vacunación contra la influenza estacional es una medida de prevención de Salud Pública indicada para personas mayores de 60 años, niños pequeños, diabéticos, personas con insuficiencia renal e inmunosuprimidos. 

La vacuna contra la influenza, protege contra la gripe y sus complicaciones. Esta vacuna está compuesta por: 

  • Tres virus de influenza inactivados: dos de tipo A (H3N2 y H1N1), y uno de tipo B
  • Antígeno de hemaglutinina
  • Timerosal
  • Trazas de proteína de huevo 

vacuna

La influenza no es una enfermedad catalogada como grave; sin embargo, ocurren muertes en el mundo por influenza debido a sus complicaciones, especialmente en personas mayores de 60 años.

La vacuna contra la influenza estacional hace parte del esquema básico de vacunación de niños de 7 meses de edad, a los cuales se recomienda aplicar un refuerzo anual hasta los 35 meses de edad.

La vacunación contra la influenza está contraindicada para las personas con antecedentes alérgicos a los componentes del huevo de gallina o a alguna vacunación anterior contra influenza y en niños menores de seis meses. 

La eficacia de la vacunación contra la influenza cambia de año a año, dependiendo de las cepas del virus de la influenza que se encuentren circulando en el periodo o momento que se quiere prevenir, ya que mutaciones en el virus de la influenza disminuyen la habilidad del sistema inmune para inhibir el virus, por lo cual se presenta una disminución en la eficacia de la vacuna. Dicho en otras palabras, vacunarse contra la influenza le confiere un grado de protección, pero éste nunca es del 100%, pero definitivamente es mejor estar vacunado que no estarlo, porque estar vacunado contra la influenza hace a una persona capaz desde el punto de vista inmune para enfrentar el ataque de cepas mutantes del virus de la influenza. Por lo anterior, se aconseja vacunarse contra la influenza cada año.

También existe la vacuna contra la influenza A (H1N1) pandémica, la cual no brinda protección contra la influenza estacional, esta vacuna está indicada para mujeres embarazadas, niños entre seis meses y 5 años de edad, en personal de salud y grupos de riesgo como personas mayores de 60 años e inmunosuprimidos. Si haces parte de la población de riesgo para influenza, no dejes de vacunarte contra este virus cada año.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.