Problemas del mundo: cómo ser parte de la solución

| Edúcate
36
Compartir en:
La mayoría de las personas somos conscientes de la existencia de problemas o circunstancias a nivel mundial que generan consecuencias en el ambiente, la economía y los seres vivos.
Pero, tal vez no nos hemos detenido a pensar cómo desde lo que somos y lo que hacemos en nuestra cotidianidad podemos ayudar a resolver esos problemas que aunque no nos afecten de manera directa, en alguna medida sufrimos las consecuencias y que no podemos dejar la solución a los gobiernos sino que también debemos ser agentes de cambio desde nuestros entornos.
ods

Desde el 2015, los lideres mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para solucionar situaciones como la pobreza, el desempleo, el cambio climático, entre otros. Y a esto le llamaron ODS Objetivos de desarrollo sostenible. Y plantearon que con el compromiso de todos lograríamos en el 2030 un impacto positivo en el mundo. Pero con la llegada de la pandemia y las adversidades económicas, esta meta, se ve cada vez más lejana, sin embargo, NO es imposible.

Por esto, hay 5 acciones diarias que puedes integrar en tu cotidianidad y ser parte del cambio que necesitamos:

  1. Investigar y buscar información sobre los problemas o situaciones que enfrenta nuestra comunidad, barrio o ciudad e identificar con qué causa sentimos empatía y en la cual podemos contribuir con acciones positivas. Entender la problemática es la clave para definir las soluciones adecuadas.
  2. Identificar si estamos consumiendo de más: Hoy en día con las redes sociales y con la diversidad de productos que encontramos en el mercado, además de las fuertes campañas de publicidad, caemos en practicas de consumo exagerado e innecesario, por lo que es bueno “ponerse las gafas” de la conciencia ambiental y pensar dos veces antes de hacer una compra, de esta forma estaremos reduciendo el gasto de recursos naturales y la contaminación con desechos.
  3. Si tienes empleados domésticos o tienes una empresa, procura que estas personas cuenten con su aseguramiento y sus condiciones dignas de trabajo, esto ayudaría a solucionar las barreras que tienen muchas personas trabajadoras a condiciones de vida adecuada y a salir de la pobreza.    
  4. Educa a las personas de tu entorno: Hazles saber que existen prácticas ambientales y sociales que podemos desarrollar en nuestra cotidianidad y que son necesarias para nuestra propia subsistencia. Por ejemplo: Fomentar el ahorro de agua, las compras de forma consciente, el cambio de electrodomésticos a aquellos que consumen menos energía, son algunas de las acciones que puedes sugerirles.
  5. Haz un cambio a la vez: No se trata de obsesionarnos con el tema, pero sí podemos trazarnos un objetivo o una acción diaria y medir cómo nos hace sentir ser parte de la solución y no del problema, además podemos medir económicamente cómo nos impactan estas acciones y así sentirás una motivación adicional.

Ser un agente de cambio más que dinero, implica compromiso y voluntad, además se puede convertir en nuestro propósito de vida y darnos la satisfacción de pasar por este mundo no solo recibiendo sino aportando.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto aquí.