Embargo hipotecario: riesgo del crédito por un inmueble

616
Compartir en:

El crédito es una herramienta que contribuye al crecimiento personal y financiero permitiendo que se puedan disfrutar los bienes antes de pagarlos en su totalidad. Nuestra relación con el crédito es más cercana de lo que suele pensarse, y no depende de nuestros ingresos, todos en algún momento lo requerimos para financiar nuestros proyectos individuales, familiares y/o profesionales.

Cuando accedes a un crédito hipotecario, le das al banco o entidad bancaria el derecho a quitarte tu inmueble y venderlo para pagar el saldo pendiente si:

  • No puedes realizar los pagos mensuales del crédito.
  • No pagas los impuestos de la propiedad.
  • Dejas vencer la póliza de seguro de propiedad.

La acción legal para embargar un inmueble y venderlo se denomina embargo hipotecario. Que muchos inmuebles terminen en embargo hipotecario, lamentablemente es más común de lo que se cree.

hipotecario

Los embargos hipotecarios suelen ser producto de:

  • Pérdida del trabajo.
  • Gastos médicos inesperados, en enfermedades de alto costo en términos de tratamiento
  • Muerte de un familiar.
  • Divorcio, cuando uno o los dos cónyuges optan por incumplir las obligaciones adquiridas en la sociedad conyugal.

Por lo anterior, y como recomendaciones antes de adquirir un crédito hipotecario:

  • Consulta las tasas de interés actuales, y compara entre entidades bancarias que ofrecen este tipo de crédito.
  • Verifica las tasas de intereses correspondientes a créditos hipotecarios a 15, 20 y 30 años se recomienda el crédito hipotecario al menor plazo, por supuesto el plazo menor posible que de acuerdo a tus recursos puedas solventar.
  • Pide información en diferentes entidades bancarias, teniendo en cuenta que el tipo de plazo y la cantidad de crédito sea la misma. 
  • Averigua si la tasa de interés es fija o variable, ya que las tasas variables pueden fluctuar mucho a lo largo del período crediticio.
  • Consulta si debes pagar un seguro hipotecario, y averigua el costo total de este seguro, y el valor mensual de este tipo de seguro, el cual deberás sumar al pago mensual de la hipoteca, y el tiempo total que deberás pagar dicho seguro.
  • Ten presente que aunque existe una gran variedad de tipos de hipoteca, las principales son las de tasa fija y las de tasa variable.

  • La hipoteca de tasa fija tiene la gran ventaja que la tasa de interés se mantiene constante durante todo el tiempo crediticio y como desventaja, que si la tasa de interés baja, usted sigue pagando la tasa vigente en el momento que le es otorgado el crédito.
  • La hipoteca de tasa variable tiene como ventaja que ofrece una tasa inicial más baja que la exigida en la hipoteca de tasa fija. La desventaja es que su fluctuación genera su aumento implica que tus pagos también aumentan.
  • Durante el lapso de tiempo crediticio, si te encuentras en dificultades para realizar los pagos mensuales de tu pago creditico, considera la posibilidad de refinanciar tu crédito hipotecario con tu banco, o que tu deuda sea comprada por otra entidad financiera que te brinde mejores opciones de pago.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.