Cómo crear una imagen corporativa que genere confianza y lealtad

| Reto Emprender
377 1
Compartir en:

Una de las razones del éxito de las empresas radica en un manejo inteligente de su imagen corporativa. Gracias a esta logran resaltar en un mercado repleto de marcas que compiten con ellas, atraen la atención, mantienen la lealtad del cliente y, en general, sustentan participación de mercado.

¿Y qué es la imagen corporativa?
Básicamente, es la percepción pública de la empresa, y puede ser tan poderosa que genera lazos leales y sólidos con los clientes. Así que no la vayas a confundir con la identidad corporativa que, en pocas palabras, es cómo la empresa quiere ser percibida por el público.


Los valores de marca, es decir, aquellos que la empresa profesa y da a conocer, suelen ser un factor crítico en la decisión de compra de una persona. De hecho, el 83 % de los millennials considera importante comprar a empresas que se alinean con sus propios valores (Forsey, 2021).

Es por esta razón que construir una imagen sólida y positiva es importante para el éxito de tu empresa. Básicamente, porque esta influye considerablemente en la decisión del consumidor para que compre tu producto o servicio sobre la competencia. Además, aporta los siguientes beneficios:

  • Aumenta la lealtad a tu marca.
  • Crea un estrecho vínculo con los clientes.
  • Desarrolla una enriquecedora relación.

  • Genera credibilidad frente al consumidor y los proveedores.
  • Crea lazos de confianza.
  • Permite destacarte de la competencia.

Claves para crear una imagen
corporativa impactante y perdurable
 

Las siguientes claves te ayudarán a crear una
imagen corporativa en simples pasos:

Aporta valor a tus clientes

Aportar valor a tus clientes y a la sociedad es la mejor manera para que tu marca sea sostenible y comercializable.
Asegúrate de comprender bien las necesidades y los deseos de tu público y cómo puedes ofrecerles valor.



Genera confianza y
autenticidad entre los
clientes y la marca

La reputación de tu empresa tiene una gran prioridad. Para lograrlo, empieza a escuchar más a tus clientes y sus comentarios. Trátalos con el mayor respeto y haz todo lo posible para atenderlos. Para elevar la confianza con ellos,
sé honesto, confiable y consistente en tus interacciones, productos o servicios.



Centra tus esfuerzos en
crear productos o servicios
de alta calidad

Cuando tus clientes reconocen el mérito de
tus productos o servicios, la credibilidad en
tu marca crece. Dedica tiempo a proporcionar
bienes y servicios de calidad en los que la gente confíe.



Fortalece la imagen
empresarial de la empresa

La gente es escéptica cuando se trata de la inversión de su dinero. Sus decisiones de inversión influyen en gran medida en la imagen de la empresa. Una mala imagen no solo perjudicará las ventas, sino que también repelerá a los inversores.



Influye en las acciones
de tus empleados

Quienes representan a tu empresa en el mercado con sus acciones son tus empleados. Si tus empleados están asociados con una imagen sólida y positiva, se sentirán responsables de actuar en consecuencia para no dañarla.

Muchas empresas han adoptado la responsabilidad social empresarial más por moda que por convicción. Pero quienes la practican mejoran su entorno empresarial, sus índices financieros, su eficiencia, productividad y rentabilidad.

Declarar valores que son importantes para los clientes infiere la práctica de estos. De lo contrario parecerá una mentira. Y la mentira tiene patas cortas, por lo que puede perjudicar la imagen de tu empresa y tu flujo de caja.

Crear una imagen corporativa significa mostrar a todos el cuerpo de tu empresa en un todo. Por ejemplo, en estos momentos críticos de calentamiento global, uno de los muchos aportes que puede hacer una empresa para contrarrestarlo es reducir su huella de carbono. De esta forma, demuestra un valor compartido por casi toda la humanidad, el cual debería ser parte de la cultura o filosofía de todas las organizaciones.

Ahora bien, veamos algunos consejos para mejorar o crear tu imagen corporativa:


Define claramente el propósito de tu empresa para que se destaque sobre la competencia. Trabaja en el por qué la gente debería elegir tus productos.


Tus herramientas de identidad son el logo de tu empresa, su lema, su nombre, etc. La gente te conoce por estas herramientas de identidad.


Concientiza a tus empleados en el propósito de la empresa. Para eso, es importante capacitarlos debidamente.


Invierte en actividades promocionales que fortalezcan la imagen de tu organización.

A modo de conclusión, recuerda que la creación de la imagen corporativa de tu empresa debe estar alineada con los valores que profesas. El compromiso con la creación de valor para tus clientes no puede estar disociado de la práctica de esos valores. Ten presente que tu compromiso con esos valores generará confianza en tu organización.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto aquí.
banner-img