¿Cómo ejercitar la memoria?

198
Compartir en:
Ejercicios de memoria

A medida que pasan los años vamos perdiendo capacidades propias del ser humano, debido al envejecimiento. Una de las habilidades que se van desgastando es la memoria. Cuando las personas llegan a una avanzada edad, tienden a olvidar fácilmente las cosas como fechas, momentos de años pasados, nombres, rostros y pendientes por hacer en su día a día.

Por esta razón, muchas personas buscan alternativas que les ayuden a ejercitar su memoria, permitiéndoles mejorar su funcionamiento y alargar la vida.

Actividades para ejercitar la memoria

Crucigramas: este juego pone en práctica la retentiva, la atención y la memoria visual a través de una búsqueda de palabras que van en un número determinado de casillas, y donde las pistas son las definiciones de dichas palabras.

Sopas de letras: ejercitan la atención y concentración, ya que es un juego que consiste en encontrar palabras en medio de una cuadrícula llena de letras al azar. 

Rompecabezas: una forma de estimular la mente gracias a que presentan desafíos que requieren pensar de manera lógica y encontrar soluciones.

Ajedrez: el ajedrez requiere que los jugadores recuerden las reglas del juego, las posiciones de las piezas y las estrategias utilizadas. Esto estimula la memoria de trabajo, que es la capacidad de retener y manipular información a corto plazo.   

Acertijos: descifrar acertijos permite formar nuevas conexiones neuronales dado que, esta actividad implica centrarse en detalles específicos y seguir un razonamiento lógico, fortaleciendo de esta manera la memoria.

Lectura: leer libros, artículos o cualquier tipo de contenido puede estimular la memoria al requerir que recuerdes personajes, tramas y detalles.

Ejercicio físico: esta es una manera efectiva de oxigenar el cerebro, regulando la circulación sanguínea, lo que es algo beneficioso para la memoria.

Mandalas: este es otro tipo de ejercicio que estimula la parte cognitiva, utilizando el color y las formas de manera creativa.

Aprender algo nuevo: puede ser aprender un idioma nuevo, aprender a coser, aprender a tocar un instrumento o aprenderse una canción de memoria. Lo importante es mantener al cerebro en constante movimiento.

Estas son algunas de las actividades que podemos utilizar para ejercitar la memoria y ralentizar el deterioro cognitivo que viene con el pasar de los años. 

Es importante abordar este tema con anticipación para que el problema no se agrave y termine en alzheimer u otras dificultades cognitivas.

No hay que esperar a cumplir cierta edad para empezar a prevenir esta condición, las actividades mencionadas, son ejercicios que podemos implementar como un hábito saludable en nuestro diario vivir.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.