Cuidado de la piel: limpieza, hidratación y exfoliación

403
Compartir en:

La piel contribuye a mantener la homeostasis (equilibrio) de los líquidos de nuestro organismo, además de funcionar como barrera protectora contra infecciones, toxinas y efectos perjudiciales de la radiación ultravioleta.  

El objetivo principal al cuidar nuestra piel debe ser restaurar y conservar las funciones esenciales de la piel como barrera cutánea. Para mantener una piel sana y limpia no es suficiente sólo con el baño diario del cuerpo, es necesario además que ese baño no sea con agua muy caliente ni con jabones muy perfumados los cuales pueden ser irritantes. Después de bañarse o de lavar la piel del rostro, lo indicado es hidratar la piel, en el mercado dermatológico, son muchas las fórmulas de hidratación disponibles, muchas de las cuales incluso tienen aditivos contra el envejecimiento y un factor de protección solar, para frenar el envejecimiento cutáneo. La frecuencia de aplicación de hidratación en la piel recomendada es la aplicación diaria. 

Una piel hidratada corresponde a una piel esponjada, en la cual las líneas de expresión y las arrugas parecen rellenarse y por tanto, disimularse.

Nuestra piel tiene tendencia a secarse y descamarse, razones por las cuales requiere de cuidados tanto de hidratación como exfoliación.  

Una exfoliación periódica de la piel evita la acumulación de células muertas.

piel

¿Para qué sirve la exfoliación?

  • Para quitar células muertas que impiden la regeneración en las capas inferiores de la piel.
  • Al quitar las células muertas nuestra piel lucirá más joven y saludable.
  • La exfoliación además de retirar células muertas, sirve para retirar impurezas, contaminación, grasa y maquillaje.
  • Permite que los productos para la piel puedan penetrar mejor.
  • La exfoliación activa la circulación, reduciendo el estrato córneo de la piel.
  • Promueve la regeneración celular, lo que le da fortaleza y elasticidad a la piel.

Recomendaciones para cuidar tu piel

  • Mantén la piel bien hidratada para prevenir su envejecimiento y para que luzca bonita y radiante.
  • Para mantener hidratada tu piel, ten como hábitos diarios la hidratación interna, una dieta sana y equilibrada, uso de cosméticos de limpieza, hidratación y protección solar.
  • La higiene facial es necesaria diariamente tanto en el día como en la noche, ya que la limpieza permite eliminar restos de sudor, grasa y polución.
  • En tu rutina facial deberías seguir estos pasos: Limpieza, exfoliación tónico, suero, contorno de ojos, crema hidratante, mascarilla, protección solar.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.