El divorcio cuando hay hijos

300
Compartir en:
los hijos y la separación

La separación o el divorcio es uno de las situaciones de afrontar más difíciles en la vida familiar, muchas veces y debido a la intensidad de las causas que lo generan termina siendo la mejor opción, sobre todo cuando situaciones como la violencia terminan siendo la pauta de interacción familiar, finalmente termina siendo una vía para ponerle fin a aspectos que terminaron siendo inconciliables para la pareja y como tal la decisión de terminar la relación se presenta como vía de solución que necesariamente afecta a todos los integrantes.

Pero, ¿cómo manejarlo cuando hay hijos de por medio?
Primero es importante que los adultos tengan el espacio para expresar y elaborar sus propios sentimientos y emociones, teniendo en cuenta que la experiencia como tal los afecta y dependiendo de su capacidad de afrontamiento (la cual no es sencilla), va a depender de la forma como se maneje con los hijos. En este sentido es importante que a estos se les informe la decisión en conjunto, pese a las razones que conllevaron a dicha decisión, es importante que se salvaguarde siempre la idea que pese a la disolución de la relación de pareja siempre serán los padres de sus hijos, por tanto se les debe garantizar y sobre todo cumplir que el vínculo con el uno o el otro permanecerá, es decir la comunicación, el tiempo compartido, el apoyo afectivo y económico.

Para los niños pequeños existen estrategias y cuentos que actualmente se han creado para ayudarlos a comprender lo que pasa a nivel familiar y de alguna manera mitigar el impacto que ello genera, por ejemplo el cuanto infantil “Lili entre dos nidos”, de Jonna Lund Sørensen permite para los pequeños comprender el por qué ahora su papá o mamá no conviven en la misma casa, la idea de convivir ahora en dos casas y que pese a ello sus padres siempre estarán allí para ellos pese a las diferencias.

Por todo lo anterior si estas pasando por una situación parecida, recuerda:

1. Pese a tus sentimientos sobre las razones que llevaron a la separación, es importante comprender la importancia de no desdibujar la imagen de ninguno de los padres con los hijos. Ellos no deben tomar parte del conflicto conyugal, muchos menos los adultos involucrarlos. Para ello se recomienda para los adultos espacios donde puedan expresar sus sentimientos de dolor y perdida, siendo muy Importante buscar ayuda profesional.

 relaciones de pareja

2. Existe un costo emocional alto para los hijos si uno de los padres lo involucra en el conflicto, ya que ambos son sus padres y no es sano para él culpabilizar a alguno de la separación, es suficiente con lidiar con la culpa que en algunos se genera, ya que muchos niños lo asocian a “algo malo que hicieron”, y que lleva a sus padres a tomar la decisión de no estar juntos.

3. Por último y no menos importante, tras la separación se debe garantizar el vínculo con los hijos, en el caso del padre o madre que se va, es importante mantener la comunicación, el tiempo compartido, el apoyo afectivo y económico, sobre todo porque psicológicamente en los hijos existe la percepción de abandono y es importante que la misma no se refuerce con distanciamientos afectivos de los padres o porque alguna de las partes se opone a que los hijos compartan tiempo o se comuniquen.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.