Estilo de vida “Zero Waste”: cambio por el mundo

86
Compartir en:

El "Zero Waste" comprende unas prácticas más allá del reciclaje, que buscan un enfoque hacia el flujo tanto de recursos como de residuos en la sociedad.

Residuo cero

Un estilo de vida residuo cero debe estar enfocado a intentar la disminución de cantidad de residuos generados. Casi es imposible llegar a cero, pero el trabajar en esta idea hace posible la reducción de residuos al máximo.

El generador de residuos cero, lo logra rechazando, reutilizando y reciclando y cambiando su forma de consumo.  

Actualmente, nuestra sociedad, se caracteriza por un consumo excesivo de bienes de consumo, los cuales van acompañados del consumo de envases, empaques y/o embalajes y que conllevan una mayor generación de residuos.

Algunas recomendaciones para reducir tu producción de residuos son: 

  • Almacena información de otra forma, conviértete a un ser digital: digitaliza fotos, apuntes, documentos, música.
  • Regala y/o vende todo lo que no uses ropa, libros, equipos de electrónica.
  • Deja de comprar cosas que realmente no necesitas, antes de comprar, pregúntate, ¿realmente lo necesito?
  • Repara las cosas, antes que contemplar la idea de botarlas.
  • Planifica el menú semanal, incluyendo en este los alimentos que ya tienes en casa, antes que caduquen.
  • Alarga la vida útil de los objetos, donando los juguetes que ya no usan tus hijos, a instituciones que trabajen por la niñez, o regálalos a niños de escasos recursos, regalando o donando libros que ya leíste y que no necesitas, pero que pueden ser útiles para otras personas.
  • Compra productos de mejor calidad y de mayor vida útil, y evita aquellos bienes que tengan poca durabilidad.
  • Compra productos frescos locales, evitando el desplazarte en vehículo a zonas retiradas para comprarlos.
  • Evita los artículos de un solo uso como cubiertos de plástico, copas, platos; utiliza los que sean de material reutilizable.
  • Compra envases grandes de los productos, de esta forma ahorrarás embalajes y el costo para el ambiente que significa su degradación.
  • Ve de compras con bolsas de material reutilizable, y rechaza las bolsas plásticas.
  • En lugar de tirar tus muebles o cambiarlos por otros, idéate la forma de modernizarlos.
  • Vende lo que ya no utilices y este en buen estado, lo que te ha sido útil, puede usarlo alguien más, antes de terminar en un vertedero de residuos. 
  • Da rienda suelta a tu imaginación, realizando trabajos manuales con el material plástico, vidrio, papel y/o cartón que ya no uses. 

Como consumidores debemos tomar conciencia de la importancia de cambiar nuestros hábitos, para de esta manera contribuir a que el mundo sea más sostenible.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.