Influencia de la sociedad en el desarrollo personal

1393
Compartir en:
Sociedad

El ser humano, desde cuando nace, comienza a ser parte de una sociedad con características, costumbres, ideas y orígenes que están en la cultura. Esta cultura forma parte de una sociedad de la cual el individuo toma los valores recogidos de sus semejantes, valores que representará durante su vida ante el mundo. 

Siguiendo esta trayectoria, el individuo toma el ejemplo de sus padres principalmente, teniéndolos como guía, pero al mismo tiempo, se fija en el actuar de los demás, formando así un ser con unos ideales a seguir durante su vida.

Pero dichos ideales se ven influenciados conforme como cambia el mundo, provocando que la sociedad busque la manera de incorporarse a dichos cambios. De tal modo, la sociedad mira primero al más pequeño, pues será este quien contribuirá a la continuación de tales costumbres, con capacidad de análisis y producción para que su cultura progrese. El niño pequeño, al no saber nada de la cultura que lo rodea, adquiere poco a poco tales costumbres con normalidad. Pero cuando se niega a seguir la tradición, los adultos se apresuran a que no rompa con la costumbre, porque sería algo terrible. El niño lo mira con naturalidad, pero los suyos lo tildan de irrespeto.

Así mismo, la sociedad le impondrá normas al individuo de cómo debe actuar o comportarse. Si tomamos el caso de niños que nacen en culturas orientales, sus culturas les inculcará la costumbre de quitarse los zapatos al entrar a algún sitio como signo de respeto.  

Cultura

Pero si algún infante cambia de cultura (que viajen a países de América, por ejemplo), se encontrarán con la costumbre opuesta: Nadie se quita los zapatos al entrar a los sitios que el pequeño solía ir.

Generalmente, los niños recién llegados a estos países no asumen con rapidez estas nuevas costumbres, sino que repiten lo que venían haciendo en su antigua cultura. Esto puede ser normal para muchos, pero no para otros, ocasionando incomodidad al ver que el niño no actúa como ellos lo hacen. No confían que el niño lo hará en algún momento finalmente, sino que piensan que debe dejarse los zapatos puestos, siguiendo el ejemplo expuesto.

Si pasamos ahora al momento en que el individuo entra a la etapa de la adolescencia, entra en una época difícil, en donde la persona reacciona de una manera fuerte cuando se le presentan ciertas situaciones. Dicha reacción puede ser a causa de algún impacto positivo o negativo en la infancia. Por ejemplo, si a Juanito se le impone la norma de que use pantalones apretados durante su infancia, y no le guste porque le incomoda, es probable que en su adolescencia reaccione de manera fuerte porque es algo que le ha dejado una experiencia negativa. En esta etapa, la persona tiene mayor poder de explicación que cuando era niño, además que puede visualizar las consecuencias de sus actos, cosa que no podía hacer antes.

Dichas herramientas pueden ser útiles para que el adolescente se mantenga firme en la idea de no querer ponerse los pantalones apretados. Pero a la vez, tiene que enfrentarse quizás a sus padres o familiares, quienes les ha gustado ver vestido a Juanito con dichos pantalones porque les parece elegante, o que va de acuerdo a una manera de vestir. Pero al ver la reacción opuesta de Juanito, enseguida se pronuncian porque se mira como una actitud de desagrado, o falta de consciencia porque no se tiene en cuenta el esfuerzo que tuvieron que hacer sus padres para comprar los pantalones.

Desarrollo del hombre

Luego, en la adultez de Juanito, la sociedad que lo rodea puede ya no interesarle si decidió o no seguir poniéndose los pantalones apretados, ya que a esa etapa se supone que nuestro protagonista ya tiene poder de decisión y autonomía para utilizar lo que cree que es conveniente. 

Sin embargo, no faltarán algunos que miren a Juanito como una persona que no está en la onda del mundo moderno por no llevar los pantalones apretados.

Otro punto de exigencia que la sociedad espera del individuo, es el estudio de una carrera que le ayudará a sobrevivir, y ayudar a sus semejantes. Además, debe enfrentar a la presión de hacer especializaciones para ser alguien en la vida, y para acceder al mundo laboral. Si el profesional no cumple con ese requisito, y la experiencia requerida, queda incapacitado para aplicar a la oferta deseada, teniendo que recurrir al rebusque para sobrevivir, o mantener a su familia. Muchos logran realizar sus sueños, pero otros quedan estancados porque no tienen los medios económicos para acceder al proyecto, o no cumplen con las cualidades físicas que algunas empresas imponen para acceder al trabajo y sueño deseado.

Como se ha visto, la sociedad influye mucho en el desarrollo del hombre, este, con la ayuda de sus padres y de las otras personas, plasma los aspectos y las maneras que impone su sociedad y cultura, teniendo en cuenta que la mayoría de esas enseñanzas son tradiciones de antaño. El otro punto educativo es el conocimiento, el cual se transmite a su tiempo, en espera de que el aprendiz escoja un área para contribuir en el progreso de su país. Pero para llegar a esto, hay que ser tolerante ante las incomodidades de los hijos, los gustos y su forma de ser, ya que así serán seres capaces de sobrellevar las adversidades que tendrán que vivir con sus semejantes en el futuro.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.