Empieza ahora con la protección por la radiación solar

192
Compartir en:

La radiación solar produce diferentes efectos biológicos en la piel, los cuales pueden ser útiles o por el contrario, prejudiciales. Tomar baños de sol, es decir, exponerse a pequeñas cantidades de radiación es recomendable para la piel, puesto que favorece la síntesis de vitamina D y la fijación de calcio. No obstante, exposiciones mayores producen quemaduras solares, caracterizadas por enrojecimiento y dolor, y en algunas ocasiones, asociadas con edema.

La protección solar es imprescindible para la salud de la piel. 

Tipos de protectores solares:

Protector natural

Que consiste en la melanina, sustancia de color oscuro que todos poseemos en nuestra piel en diferentes concentraciones, siendo más abundante en las personas con piel morena o negra.

Preparaciones que reflejan la luz

Que contienen químicos como óxido de zinc u óxido de titanio, efectivas, pero no muy aceptadas cosméticamente, cuya función es reflejar las radiaciones UV.

Compuestos orgánicos

Que actúan como filtros y que disipan la energía lumínica.

radiacion solar

Recomendaciones para garantizar la protección solar:

  • Aplica protector solar en cantidades generosas y con frecuencia.
  • Aplica la protección unos minutos antes de la exposición a la radiación solar y nuevamente después de bañarte o nadar, y cada 2 horas de exposición solar.
  • Evita la exposición innecesaria al sol, especialmente entre las 10:00 a.m y las 4:00 p.m, rango horario de máxima intensidad de la radiación ultravioleta; si estás en ese rango horario en un lugar exterior, busca la sombra.
  • Si vas a exponerte al sol, usa pantalones largos, camisas o blusas de manga larga, sombrero, gafas de sol con protección UV.
  • No uses nunca cabinas bronceadoras.
  • Evita exposiciones prolongadas a la radiación solar, por el riesgo de cáncer de piel, envejecimiento prematuro y quemaduras solares.
  • Bebe agua con frecuencia, ya que una piel hidratada te cuidará de los rayos solares.
  • Si te entrenas al aire libre, elije un producto de alto factor de protección solar (SPF), puesto que el sudor sobre tu piel podría aumentar el efecto de los rayos UV. El índice de protección solar SPF en una loción está indicando el nivel de protección que brinda. Los protectores solares con un índice superior SPF otorgan una mayor protección contra los rayos UV.

Debes tener presente que tomar el sol no es sólo tenderse en una playa, es también caminar a lo largo de ésta, montar en bicicleta, ir a una piscina al aire libre, realizar montañismo o senderismo, estar expuesto en el trabajo en la calle, practicar deportes, trasladarse de un sitio a otro.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.