Microondas: cómo funciona y sus ventajas

263
Compartir en:
Microondas

En la mayoría de viviendas existe un horno microondas. Algunas personas lo usan sólo para calentar agua para prepararse un café o calentar alguna comida preparada con anterioridad, y sólo unos pocos lo usan para cocción o preparación de alimentos o recetas completas. Independiente del uso que le demos, actualmente el microondas, es uno de los electrodomésticos más usados.   

El primer microondas para el hogar se introdujo en el comercio en 1954.  

El funcionamiento del microondas se basa en la aplicación de unas ondas sobre el alimento, que generan en éste un movimiento acelerado de sus partículas, movimiento que origina el calentamiento por fricción de dichas partículas.

La clase de ondas electromagnéticas generadas por el microondas en su interior, corresponde a una radiación no ionizante, la cual carece de suficiente energía como para causar alteración de nuestros átomos; es decir, que la radiación del microondas no puede vincularse con daños irreversibles en los tejidos humanos.

Según afirmaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud), los microondas son seguros para preparar los alimentos siempre y cuando se sigan las instrucciones dadas por los fabricantes.

Por lo anterior, los alimentos que se cocinan o calientan en el microondas, no son radiactivos y su consumo no constituye peligro alguno para la salud, no sólo son alimentos seguros, sino que poseen el mismo valor nutritivo que los mismos alimentos cocinados en una estufa u horno tradicional.  

Ventajas del uso del microondas 

  • Es un horno que permite calentar y/o cocinar todo tipo de comida, con un consumo energético mínimo. 
  • El cocinar en el microondas, se considera un proceso saludable, porque el alimento se expone a una cocción corta, lo que evita pérdida de nutrientes, minerales y vitaminas, que se desnaturalizan más rápidamente en procesos de cocción más largos.

Recomendaciones para el uso del microondas 

  • Usa recipientes de vidrio, silicona, platino o porcelana. 
  • Evita recipientes plásticos, aunque sean aptos para microondas, porque pueden liberar partículas tóxicas al ser calentados. Muchos plásticos contienen un compuesto llamado Bisfenol A, el cual al calentarse puede liberar cantidades tóxicas de benceno, los cuales al ser inhalados pueden generar diferentes efectos clínicos que van desde somnolencia, mareo y taquicardia hasta la muerte. 
  • Realiza una limpieza diaria del horno y/o después de usarlo si se evidencian salpicaduras en su interior. 
  • No uses utensilios de metal, papel de aluminio ni vajillas con adornos, puesto que estos elementos reflejan las ondas contra las paredes del horno, produciendo un efecto espejo, que impide el calentamiento del alimento. 
  • Si introduces en el microondas un producto envasado al vacío, pincha la bolsa para que no “estalle”.

En la literatura culinaria, encontrarás muchas recetas para preparar con ayuda del microondas, anímate a optimizar el uso de este electrodoméstico.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.