Prácticas de autocuidado en la crianza

995
Compartir en:
autocuidado

Es importante promover dentro de la crianza y la vida familiar practicas de autocuidado desde la infancia, por tanto, educar que los deberes con nuestra higiene personal (como es cepillarse, bañarse, cambiarse de ropa, tender nuestra cama y organizar nuestro cuarto), hace parte de ese cuidado con nosotros mismos, puede convertirse en una herramienta esencial para que en etapas siguientes como la adolescencia, donde se confronta todo lo que los padres han enseñado a lo largo de la vida, no sea un tema tan complejo de cumplir para los jóvenes. 

De esta manera si desde muy niños se establecen rutinas diarias donde se incluyan los deberes, intereses o motivaciones, ello permitirá la interiorización de los mismos, comprender la relación que tiene el autocuidado con hábitos de higiene personal y hábitos de conducta adecuados, facilitara de alguna manera mayor responsabilidad consigo mismos y su entorno. 

El autocuidado es un tema de moda actualmente, es más común escucharlo en adultos que de alguna manera ya han comprendido la importancia de tener unos hábitos saludables, en relación a la alimentación o realización de la actividad física, en el caso de los niños dicho tema debe partir de la importancia de cuidar de sí mismos para tener una adecuada salud y garantía de su integridad, el poder que los niños interioricen que el cuidar de sus cuerpos hace parte de su amor propio, es un tema que va a prevenir a futuro situaciones de riesgo en contra de sí mismos o el desarrollo de enfermedades que afectan su bienestar

Cómo lograr entonces poder promover desde edades tempranas prácticas de autocuidado:

  • Se debe generar en los niños la importancia de la higiene personal, la cual parte del aseo de si mismos como el de su entorno, es decir su habitación, su ropa o pertenencias.
  • Educar con el ejemplo en cuanto a alimentación sana y saludable, igualmente a la realización de actividad física, orientando las ventajas desde la salud física y mental que tiene el hacerlo.
  • El autocuidado parte también del cuidado de mi cuerpo, se le debe enseñar a los niños con claridad los limites de su cuerpo, quien puede tocarlos por higiene y quien no puede hacerlo, la diferencia entre una caricia con buena intención y otra no.
  • La responsabilidad como un valor permitirá comprender la importancia no solo del cuidado personal, sino además el de nuestro entorno.
  • Y finalmente es importante que los niños aprendan que el cuidado a nosotros mismos es la mejor muestra de amor propio que podemos tener. 

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.