Reduce gastos a la hora de ir al supermercado

471
Compartir en:

A la hora de hacer la compra en el supermercado, es fácil caer en la tentación de comprar productos innecesarios y terminar gastando más de lo que se tenía previsto. Sin embargo, hay formas de reducir los gastos sin sacrificar la calidad de los productos que compramos. En este blog, te presento 4 tips para reducir gastos a la hora de ir al supermercado.

1. Haz una lista de la compra

Antes de ir al supermercado, haz una lista detallada de los productos que necesitas, revisa tu despensa y la nevera para identificar los alimentos y/o productos que te hacen falta, esto te ayudará a evitar comprar cosas innecesarias y a mantener el control de tus gastos. Una vez en el supermercado, sigue tu lista de la compra y evita las tentaciones de productos que no necesitas aunque estén en oferta. 

2. Compra productos de marca blanca

Los productos de marca blanca suelen ser más económicos que los de marca reconocida, sin embargo, no siempre sacrifican la calidad. Revisa las etiquetas y compara precios para asegurarte de que estás obteniendo la mejor relación calidad-precio. Se conocen como marca blanca aquellas marcas pertenecientes a supermercados, hipermercados, tiendas de descuento, o demás tiendas que con un precio inferior y al optar por productos de marca blanca, puedes ahorrar una cantidad significativa de dinero. 

mercado

3. Busca ofertas y descuentos

Antes de ir al supermercado, revisa los folletos de ofertas y promociones. Muchas veces, los supermercados ofrecen descuentos en productos específicos o promociones de "compra uno y lleva otro". Si tienes tiempo, planifica tus compras alrededor de estas ofertas.

Además, muchos supermercados ofrecen descuentos a través de sus programas de fidelización. Asegúrate de conocer las políticas de descuentos y promociones de tu supermercado para aprovechar al máximo las ofertas. 

4. Evita comprar productos procesados

Los productos procesados suelen ser más caros y menos saludables que los productos frescos. Además, los productos procesados suelen contener más conservantes y aditivos que los productos frescos. Al comprar productos frescos, no solo ahorrarás dinero, sino que también estarás invirtiendo en tu salud. Los productos frescos suelen ser más versátiles en la cocina y se pueden usar para crear comidas deliciosas y saludables. 

Estos son solo 4 pilares que podemos tener en cuenta a la hora de hacer la compra en el supermercado y que nos recuerdan que es importante planificar y controlar los gastos. Al seguir estos 4 tips, puedes reducir los gastos sin sacrificar la calidad de los productos que compras. así que te invito a aplicar estas estrategias, para que puedas ahorrar dinero y disfrutar de una alimentación saludable y sostenible. 

Recuerda que unas finanzas sanas impactan en todas las áreas de nuestra vida.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.