Vender desde las emociones del cliente

430
Compartir en:

Si hablamos de mercadeo y ventas, podríamos decir que hay un sin número de técnicas y estrategias que pueden ser muy efectivas; y para que esto ocurra, es nuestro deber entender que cada día debemos analizar los comportamientos de compra de los clientes, sus gustos, y la razón por la cuál toma la decisión de comprarnos. 

Eso quiere decir que debemos tener la habilidad de empatizar con nuestro cliente, en otras palabras, ponerse en su lugar porque si puedes hacerlo, podrás crear los mensajes de marketing que resuenen con ellos. 

El primer tip que quiero darte el día de hoy, es que definas muy bien a “Tu Cliente IDEAL”, imagina su nombre, edad, gustos, ocupación, dificultades, miedos, deseos, porque en el momento en el que entendemos muy bien a nuestro cliente, logramos proveer una solución a esa necesidad que tiene, y de verdad ser de mucha ayuda para él. 

  1. Muéstrales el punto débil que tienen y en el que puedes ayudarles.
  2. Ayúdales a entender lo bien que se sentirán cuando utilizan tu producto/servicio.
  3. Resalta lo fácil que es utilizar tu producto/servicio y en por qué deberían comprarlo ahora (antes de que lo haga otro).

Recuerda que las personas compran por diferentes motivos, a veces decimos que es por gusto, pero en el fondo siempre hay una necesidad que suele estar impulsada por una emoción. De hecho, cuando pregunto a grupos de emprendedores qué hace falta para vender más, me responden que dinero para pagar publicidad, y les pido que se imaginen que soy su clienta y me vendan, y solo escucho características del producto, tamaño, color, y generalmente nunca me muestran el propósito mayor que tiene su producto o servicio y que puede hacer para mí. 

Las personas compramos porque en el fondo sentimos que lo necesitamos y ese sentimiento proviene de una emoción que experimentan al interactuar con tu argumento de venta o la descripción de tu producto. Tu trabajo consiste en identificar cuáles son esas emociones y crear un discurso que apele directamente a ellas.

Así que por favor, No vendas sólo el producto, vende la experiencia. "Esto es lo que sentirá cuando utilice nuestro producto". 

Aprende a conocer muy detalladamente a tu cliente, y te colocaré un ejemplo con un puesto de venta de arepas en la esquina del barrio, de verdad ¿tu crees que allí venden arepas? Allí te están vendiendo 10 minutitos más de sueño, más tiempo para tus otras actividades, no dañarte las uñas al cocinar, llegar a tiempo al trabajo; así que encuentra realmente qué es lo que vendes. 

No limitemos nuestras ventas a las especificaciones, mejor conozcamos muy bien la solución que proveemos y permitamos que el mundo nos conozca. 

Espero que estos tips sean de utilidad para tí y recuerda siempre disfrutar todo lo que es emprender y aprendamos día a día.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.