Viviendas de interés social y viviendas no VIS

41
Compartir en:
vivienda de interés social


La vivienda de interés social (VIS) y la vivienda no VIS son categorías que diferencian dos tipos de viviendas en el mercado inmobiliario, cada una con características específicas que las distinguen en términos de precio, ubicación, requisitos y beneficios.

En primer lugar, la VIS está destinada a personas de bajos y medianos ingresos, y su principal objetivo es facilitarles el acceso a una vivienda digna a través de subsidios y beneficios fiscales que hacen que el precio de estas viviendas sea más accesible. Por otro lado, la vivienda no VIS no está sujeta a estas restricciones de ingresos y se comercializa a precios determinados por el mercado, lo que significa que puede ser adquirida por cualquier persona, independientemente de sus ingresos.  

Continuando con lo anterior, en cuanto a la ubicación, las viviendas de interés social suelen ubicarse en zonas periféricas o en desarrollos urbanísticos planificados, mientras que las viviendas no VIS pueden encontrarse en cualquier ubicación, desde zonas céntricas hasta áreas suburbanas. En cuanto a los requisitos, para acceder a una vivienda de interés social es necesario cumplir con ciertos criterios de ingresos y no ser propietario de otra vivienda, entre otros requisitos. Por otro lado, para adquirir una vivienda no VIS, no se requiere cumplir con estos criterios específicos, aunque sí se deben cumplir con los requisitos financieros y legales estándar para la compra de una vivienda.

Por otra parte, las diferencias en precio, ubicación, requisitos y beneficios, es importante destacar que las viviendas de interés social suelen estar sujetas a ciertas restricciones adicionales, como la prohibición de vender la vivienda en un período determinado o la obligación de destinarla exclusivamente para uso personal. Estas restricciones buscan garantizar que las viviendas de interés social cumplan su objetivo de brindar acceso a la vivienda a quienes más lo necesitan y evitar su uso con fines especulativos. Por otro lado, las viviendas no VIS no están sujetas a estas restricciones y sus propietarios tienen mayor libertad en cuanto al uso y disposición de la propiedad.

Para terminar, la principal diferencia entre vivienda de interés social y la vivienda no VIS (apartamento o casa) radica en el precio, la ubicación, los requisitos y los beneficios asociados. Mientras que la VIS está dirigida a personas de bajos y medianos ingresos y cuenta con subsidios y beneficios fiscales, la vivienda no VIS está disponible para cualquier persona y se comercializa a precios de mercado. Desde mi experiencia personal, te recomiendo los diferentes programas de educación que ofrece la cooperativa Coomeva. Además, la asesoría en cuanto a la financiación y adquisición de vivienda, ya sea nueva o usada.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.