Consumo responsable empresarial: claves para implementarlo

| Cooperando
431 5
Compartir en:

El consumo responsable implica usar de forma eficiente los recursos que tenemos, provocando el menor impacto posible sobre el medio ambiente. Este movimiento nos propone consumir menos y, además, hacerlo de manera sustentable.

Consumir responsablemente nos ofrece muchas ventajas. Reduce el desperdicio de recursos naturales, nos permite trabajar de forma eficiente, mejora la vida de la comunidad y conserva el medio ambiente.

Más allá de estos beneficios, cambiar nuestra manera de consumir ya es una necesidad.

Hoy el mundo usa un 50 % más de recursos naturales que hace 3 décadas. Además, ya han llegado al océano 12 millones de toneladas de plástico (Greenpeace, 2021). Por su parte, en Colombia se desperdician cada año 9,7 millones de toneladas de alimentos (BID, 2020). 

Las empresas tienen un papel importante en el cuidado del medio ambiente y la gestión de recursos. ¿Cómo implementar el consumo responsable en una organización?

Consumo responsable 02

¿Cómo fomentar el consumo responsable
en una empresa?

A través del consumo responsable, podemos cuidar el planeta para las próximas generaciones y crear una sociedad más justa. Todas las empresas pueden fomentarlo desde distintos aspectos. Veamos algunos.

Usar energías renovables

Las más conocidas son la energía solar fotovoltaica y la energía eólica. Son fuentes limpias, que no generan residuos y son de origen natural. Si bien requieren una inversión inicial, a largo plazo eliminan gran parte del gasto energético de la empresa.

Otras opciones son la biomasa animal o vegetal, la energía geotérmica, la energía hidráulica y la mareomotriz. Todas estas fuentes producen energía de forma ilimitada e inagotable.

Consumo responsable 03
Consumo responsable 04

Diseñar procesos de
producción más eficientes

Las empresas pueden rediseñar los eslabones de la cadena productiva y comercial para que todo el proceso sea más eficiente. Esto baja el gasto de energía, acelera el tiempo de producción y reduce el volumen de desechos. 

El objetivo principal es reducir la huella ecológica de la producción. Es decir, disminuir las consecuencias negativas de la actividad económica sobre el medio ambiente. También es posible reducir la huella hídrica o cantidad de agua necesaria para obtener ciertos productos.

Usar insumos respetuosos con el medio ambiente

El consumo responsable empresarial también se relaciona con los insumos que se utilizan. Es importante reducir la cantidad de plástico en los envases, evitar químicos que contaminen el agua o el suelo, no testear productos cosméticos o fármacos en animales. 

Además, el mercado debería producir menos descartables y elementos de un solo uso. Estos deben reemplazarse por otros que puedan usarse muchas veces.

Consumo responsable 05

Reducir el desperdicio

Esto es fundamental para apoyar el desarrollo sustentable. Todas las actividades humanas generan residuos. Las empresas pueden trabajar para reducir el volumen de desperdicios que producen. Así, reducen también el impacto negativo sobre el medio ambiente. 

Una parte de estos desperdicios se puede reciclar, sobre todo si son orgánicos. Por ejemplo, los restos de la producción de alimentos pueden usarse para crear fertilizantes naturales.

Reciclar materiales

Muchas pequeñas empresas, sobre todo cooperativas, fabrican productos nuevos a partir de materiales reciclados. ¿Qué es una cooperativa? Una asociación autónoma de personas que se dedican a una actividad económica. Estos emprendimientos sociales valoran el capital humano y apoyan el desarrollo comunitario. 

Algunos ejemplos son el calzado hecho con gomas de neumáticos usados, los brazaletes de plástico reciclado y los artículos de decoración fabricados con residuos marinos.

Consumo responsable 06
Consumo responsable

Capacitar a los empleados

Los empleados necesitan entrenarse en consumo responsable para colaborar con este objetivo. Las empresas deberían brindar capacitaciones específicas para lograr el compromiso de todos. 

Gracias a la educación, es posible aprender a trabajar de una forma más eficiente. Además, los empleados pueden colaborar para evitar el desperdicio y promover nuevas formas de reciclaje.

Lograr acuerdos con la comunidad

El consumo responsable tiene relación con lo social y la economía solidaria. Las empresas pueden crear acuerdos con pequeños negocios y comerciantes para fabricar o vender productos. De esta forma, ayudan al desarrollo de la comunidad.

Además, muchas entidades se asocian entre sí para lanzar productos nuevos a base de insumos que otras empresas descartan. Así, no solo cuidan el medio ambiente, sino que también pueden ofrecer artículos más accesibles. Este es el caso de grandes compañías como Adidas, Inditex y Sea2See entre otras.

El consumo responsable es una necesidad a nivel global. Cada persona y cada empresa debe aportar su grano de arena para cuidar el planeta. Es cuestión de tomar conciencia y aplicar las estrategias adecuadas siempre que sea posible.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto aquí.
banner-img