Fenómenos sociales: qué son y cómo podemos estudiarlos

2822
Compartir en:

¿Alguna vez te has preguntado para qué sirve estudiar los fenómenos sociales? Aquí queremos hablarte de la importancia de abordarlos científicamente y los métodos existentes para ello.

Actualmente, basta con un clic para enterarte de los eventos que estremecen al mundo. Por ejemplo, según investigaciones recientes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU, 2020a; 2020b; 2020c):

  • El 6 % de la humanidad aún vive en condiciones de pobreza extrema. 
  • 192 millones de personas se encuentran desempleadas, atizando la chispa de la protesta social. 
  • 272 millones migraron huyendo de sus países de origen. 
  • 79.5 millones fueron refugiadas por conflictos bélicos. 
  • El 35 % de las mujeres alrededor del mundo sufre violencia de género.

Todos estos hechos son fenómenos sociales. ¿Por qué? Porque no son eventos producidos por la naturaleza, sino por el accionar humano. Esto es, por la forma en que el ser humano organizó y regula su vida en sociedad (Iñigo, 2019). 

El hecho de que las formas sociales hayan cambiado a lo largo del tiempo nos habla de su carácter histórico. Es decir, la realidad social no es estática. Por ende, una forma potente de contribuir al cambio social es investigando científicamente los problemas que esta enfrenta. Siendo así, veamos qué métodos sirven para hacerlo.   

Métodos de investigación de los fenómenos sociales

social

Existen dos métodos para abordar fenómenos sociales: cuantitativos y cualitativos. Su elección depende de los objetivos del investigador.

Métodos cuantitativos 

Se utilizan cuando se busca detectar regularidades en las formas de comportamiento social a partir de datos cuantificables. Para ello, pueden emplearse diferentes técnicas (Piñero, 2020; Maletta, 2022; Gómez, 2022): 

  • Análisis de contenido: se enfoca en el estudio estructurado del contenido de tipos de literatura específicos (novelas, periódicos, documentos, etc.). 
  • Panel: se realizan encuestas periódicas sobre una muestra estable para detectar variaciones o patrones. 
  • Análisis morfológico: estudia todas las combinaciones posibles de variables dentro de un sistema, a fin de prever diferentes resultados.

Métodos cualitativos

Los estudios etnográficos se basan particularmente en este método. Se emplean cuando el objetivo es reconstruir el universo subjetivo de los actores que forman parte de una comunidad. El dato que se busca es simbólico, no numérico: tradiciones, valores culturales, creencias, etc. Por lo tanto, acá las técnicas empleadas son, entre otras (Piza, 2019):    

  • Observación participante: durante cierto tiempo, el investigador hace parte de la vida de un grupo humano para observar sus costumbres. 
  • Entrevista: el investigador rescata información relevante mediante una conversación, más o menos estructurada, con un entrevistado.  
  • Grupos focales: el investigador actúa como moderador de grupos de discusión reducidos para sacar a la luz las creencias de sus miembros.

Investigación social, nuevas tecnologías y desafíos para abordar los fenómenos sociales

El estudio científico de los fenómenos sociales es fundamental para conocer y transformar la realidad. Nuestra sociedad precisa que las nuevas generaciones cuenten con las habilidades y recursos necesarios para un procesamiento avanzado de la información. 

Estudios recientes de la psicología cognitiva ponen énfasis en la temprana implementación de la tecnología en la educación. Se trata de una meta a ser llevada adelante con seriedad para poder afrontar las urgencias humanitarias actuales y venideras. El conocimiento debe ponerse comprometidamente al servicio de la vida humana. Ya es tiempo.

Si te sientes interesado en estos temas, te invitamos a unirte a nuestro grupo de profesionales de Facebook haciendo clic aquí.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.