Plaguicidas: uso y almacenamiento

169
Compartir en:

Hoy hablaremos de los plaguicidas cualquiera que sea su uso, en el hogar o a nivel industrial.

plaguicidas

Hace mucho tiempo nuestros abuelos o ancestros, fumigaban de manera constante, bien sea los cultivos o en sus casas por aparición de plagas; en esta época no se tenía la conciencia del cuidado para tener estos productos en lugar seguro, ni la forma como este debía ser aplicado o almacenados de forma correcta, igualmente tampoco venía con una etiqueta que informara que es un plaguicida, herbicida y que es peligroso para la salud.  

Nuestros ancestros los guardaban normalmente debajo de la cama, ocasionando un envenenamiento, intoxicación o enfermedades; y aún más delicado al alcance de los niños, generando grandes peligros, y en otras épocas se escuchaba mucho que los niños tomaban o se lastimaban por estos productos mal almacenados.

La forma de utilizar los plaguicidas era muy sencilla y peligrosa, sin ningún cuidado generando daños.  Hoy en día las personas tienen más conciencia y del este uso, y las empresas que lo fabrican ya tiene etiquetas que informan, para qué se usa la cantidad, y el daño que este puede causar.

Es muy importante que veamos que el uso de los plaguicidas así sea el que usamos en casa, este debe de estar almacenado y lejos de los niños, y si vamos a utilizar este producto a nivel industrial o cultivos, debemos detener una dotación para ellos y un lugar de almacenamiento seguro y ventilado.

Equipo de Protección



Son elementos sumamente importantes, y se usan de acuerdo a la necesidad o usos del producto que se va a aplicar.

Equipo de Protección

  • Asesoramiento por personas expertas.  
  • Compra de productos en almacén de confianza y certificado.  
  • Verificación de producto. 
  • Almacenamiento, correcto en un lugar ventilado, alejado de la comida y de los niños.
  • Revisar equipo.
  • Lavar bien el equipo.
  • Cuando se acabe el producto, lavar el recipiente 3 veces.
  • Dañe el envase para que no sea reutilizado.
  • Aplicar en las horas más frescas.
  • Revise las boquillas.
  • No beba, no comía, ni fuese muestras este aplicando el producto. 
  • Lave el quipo con agua y jabón.
  • Llevar envase al sitio de recolección.
  • Lave la ropa y los elementos de protección utilizada en lugar diferente al uso cotidiano.
  • Báñese bien con agua y jabón. 
  • No renvalsar los productos en envases de gaseosa o jugos o alimentos.  

Al tener estas recomendaciones podemos ayudar a cuidar nuestro ser, nuestra familia y el medio ambiente

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.