Qué es y cómo hacer el prototipado de tus productos

| Reto Emprender
394 0
Compartir en:


Un paso crítico en el desarrollo de productos es sacar tu idea de lo hipotético (de bocetos y listas escritas) y convertirlo en algo más tangible.
El prototipado es sin duda una de las etapas más emocionantes que experimentarás en el desarrollo de lo que será tu próximo gran producto o servicio. Veamos entonces qué pasos seguir para convertir tu inspiración en algo más concreto.

¿Qué es un prototipado y cuáles son los tipos que existen?

Antes de entrar en materia y comenzar a desarrollar tu idea, sin embargo, hay que entender qué es el prototipado. Básicamente, es un ejemplo real de un producto final que pretende fabricarse a una escala mayor. Por tanto, sus costos generales son más bajos de lo que serían si ordenaras cientos o miles de unidades de ese nuevo producto. Conozcamos ahora los cuatro tipos que existen y cuándo usarlos para ahorrarte tiempo y dinero:

· Prueba de concepto. Su finalidad es probar una hipótesis, para lo que se utilizan materiales, piezas y componentes existentes. Esto permite hacer suposiciones razonables sobre el costo de fabricación.

· Prototipo visual. Por lo general, en este tipo de prototipado se imprimen los diseños en 3D. No obstante, otra forma de hacerlo es construirlo de manera aproximada utilizando materiales simples (cartón, espuma, papel o madera) para mostrar rápidamente la idea.

· Prototipo de trabajo. Es parte integral del proceso de pruebas, lanzamientos e investigaciones de mercado. También se recomienda su uso para realizar pruebas de fabricación.

· Prototipo de preproducción (muestra de fábrica). Se realiza un prototipo proporcionado por el fabricante antes de la producción completa para garantizar la calidad y la capacidad de fabricación. 

Pasos esenciales para realizar
el prototipado de tu producto final 

Como ya vimos, el prototipado es una réplica de un producto que se utiliza como modelo inicial para probar el tuyo. Su objetivo es obtener comentarios de las partes interesadas antes de que puedan invertir en tus ideas. Dicho esto, este es un proceso estructurado y dispendioso pero muy útil para todas las empresas creativas que buscan un espacio, aprovechando el auge de la economía naranja. Estos son los pasos para realizarlo:

1. Elabora un poco más tus ideas

¿Cuál debería ser el diseño ideal de mi producto? ¿Cómo se vería o sentiría? La respuesta depende de varios factores. Por ejemplo, las tendencias de diseño en el mercado o la descripción de tu cliente ideal a través de un mapa de empatía. Asimismo, intervienen la facilidad de uso, el costo, el escenario de la competencia y tu posición actual en el mercado. Para comenzar, esto es lo que debes hacer para optimizar tu proceso de generación de ideas: 

· Realiza una investigación exhaustiva. Para eso, inicia por comprender el valor de mercado de tu producto, la competencia a la que puede enfrentarse, el proceso de fabricación y el costo total.

· Ten una sesión de lluvia de ideas o design thinking con tu equipo. Recuerda que tu equipo puede brindarte información técnica y de marketing valiosa. 

· Comprende que tu producto primero debe resolver los problemas de los clientes. Para eso, anota los problemas que enfrentan las personas actualmente y cómo tu producto puede resolverlos.


2. Pasa de los bocetos al
primer borrador

Si tienes la habilidad, puedes realizar el prototipado tú mismo. Si necesitas ayuda, puedes acudir a un diseñador o ingeniero para que construya tu prototipo. También puedes buscar ayuda en una universidad que tenga la carrera de diseño industrial.


3. Realiza pruebas de este prototipo

Como imaginarás, estás en medio de un ejercicio de ensayo y error. En el prototipado se suelen probar aspectos como las fallas de diseño y la facilidad de uso. Estas dos cosas son críticas para saber si tu producto va a ser un éxito. Así pues, debes asegurarte de que todo funcione como debería y que tus clientes también puedan descubrir cómo hacerlo funcionar.


4. Crea un prototipo listo para producción

Este último paso es clave si estás en la tarea de recaudar fondos a través de inversionistas. Con un prototipo listo para producción puedes iniciar la etapa de branding y luego presentar tu idea a inversores y gerencia de alto nivel. De esta manera lograrás un mayor impacto en tus presentaciones.


5. Prueba el prototipo de tu producto y continua las mejoras

Esto te ayudará a identificar los puntos débiles en tus prototipos y a evitar pasarte de presupuesto. En efecto, es más barato arreglar un prototipo que un producto final. Sin mencionar que obtendrás información valiosa de personas reales y mejorarás tu producto para evitar comentarios negativos después de lanzarlo.

Esto te ayudará a identificar los puntos débiles en tus prototipos y a evitar pasarte de presupuesto.
En efecto, es más barato arreglar un prototipo que un producto final.
Sin mencionar que obtendrás información valiosa de personas reales y mejorarás

tu producto para evitar comentarios negativos después de lanzarlo.

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto aquí.
banner-img