Tipos de extintores para la prevención de incendios

435
Compartir en:
Extintor


Un extintor es un aparato autónomo, diseñado como un cilindro, el cual puede ser transportado por una persona. Este aparato autónomo usa un mecanismo de impulsión bajo presión de un gas, el cual lanza un agente extintor hacia la base del fuego con el propósito de extinguirlo.

Los agentes extintores son sustancias químicas usadas para apagar los incendios. Actualmente, se usan principalmente cuatro agentes extintores: agua, dióxido de carbono, polvo polivalente y espuma. El agua es el agente extintor más empleado por su bajo costo y fácil obtención, así mismo por sus propiedades de extinción. El dióxido de carbono es el agente más eficaz para la extinción de fuegos de líquidos o gases inflamables y aparatos eléctricos de baja tensión. El polvo químico seco o polivalente, es eficaz frente a fuego de sólidos, líquidos y gases y en fuegos de baja tensión eléctrica. Las espumas se usan en fuegos causados por derrames de líquidos inflamables en superficies horizontales, para llenar sótanos o bodegas, a las cuales no se puede acceder hasta el incendio.  

El extintor consiste en:

  • Un recipiente metálico o cilindro de acero.
  • Un agente extintor de incendio, el cual está contenido en el recipiente metálico. 
  • Una válvula, que al abrirla permite la salida del agente extintor.
  • Una boquilla, situada en el extremo de una manguera, la cual se debe dirigir a la base del fuego. 
  • Un dispositivo para prevención de activado accidental, el cual debe deshabilitarse antes de emplear el extintor.

Cada extintor se fabrica con el propósito de contener un tipo de fuego específico y de acuerdo a este propósito contiene un determinado agente extintor, por lo anterior, podemos encontrar cuatro tipos de extintores: 

  • Tipo A para madera, papel, telas, algodón. 
  • Tipo B para gasolina, pinturas, disolventes.
  • Tipo C para equipos eléctricos conectados. 
  • Tipo D para metales (sodio, magnesio, entre otros)   

El tipo de extintor se encuentra visible en las etiquetas externas de cada extintor. Por supuesto, existen también los extintores multipropósito que son construidos para ser utilizados en diferentes tipos de fuego, y precisamente estos son los que debemos adquirir para tener en nuestros vehículos y viviendas. Los de tipo A, B, C y D, se recomiendan en las industrias dependiendo del tipo de material que manejen en sus procesos industriales.  

Hay muchos tamaños de extintores, desde pequeños, los que suelen usarse para los automóviles, hasta unos muy grandes, que requieren ser transportados en carritos con ruedas. El contenido del extintor puede variar desde 1 hasta 250 kg de agente extintor. El inconveniente de los extintores de menos de 20 kg es que el agente extintor se agota muy rápido, por lo cual al momento de usarlos deben ser aprovechados al máximo.  

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.