Desarrollo local: tipos de procesos e impacto económico

1131
Compartir en:

Según el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF, 2010), Colombia es líder en Latinoamérica por sus experiencias de desarrollo local. Por ejemplo, el Quindío aprovecha su belleza natural y el valor histórico de la industria del café, para impulsar el ecoturismo. Pero, ¿en qué consiste exactamente este tipo de desarrollo sustentable? ¿Y cómo aumenta el bienestar de las comunidades? Aquí te lo explicamos.

Verás que hablamos de un fenómeno multidimensional. Porque tiene en cuenta gran diversidad de elementos sociales, económicos y ambientales. Y que tiene una clara dimensión cooperativa y participativa. Porque requiere de múltiples organismos, colectivos e individuos (Selva, 2021). 

La participación ciudadana: clave en el desarrollo local

Los procesos orientados al desarrollo de una comunidad son resultado de la acción de diversos actores. La participación de estos es esencial. Tanto a nivel de asistencia (a eventos, actividades, encuentros, reuniones…), como en las funciones de cada persona en los proyectos en que estén inmersas. Y, por supuesto, en la toma de decisiones, porque con estas se definen las acciones prioritarias para el desarrollo comunitario.   

Estas decisiones no solo se toman a escala local. También son a nivel nacional o internacional, aunque tengan incidencia en el desarrollo del territorio.

Precisamente, lo que define un proceso de desarrollo local es que prevalezcan las decisiones de los actores locales, por encima de otras que no responden a los intereses locales (Ecured, 2021).

Desde esta perspectiva participativa, es fácil comprender la importancia que tienen, en estos procesos, las cooperativas multiactivas, la economía colaborativa y la ayuda mutua. Pero veamos ahora qué tipos de procesos de desarrollo local pueden darse.

social

Dos tipos de procesos de desarrollo local 

Como hemos dicho, el objetivo de estos procesos es conseguir que una comunidad pueda emplear sus recursos (económicos, sociales, patrimoniales, ecológicos) del modo más eficaz. Así se mejora el bienestar de cada uno de sus miembros y se garantiza que este perdure en el tiempo.   

Para comprenderlo mejor, tomemos el ejemplo del Quindío que citamos al inicio. Varios productores de café aprovecharon su infraestructura para adaptarla al turismo y diversificar así su fuente de ingresos. Además, contaron con la colaboración del sector público, para adecuar los servicios e invertir en promoción turística de la ruta cafetera (CAF, 2010).   

Esta experiencia nos ayuda a intuir la repercusión tan positiva que estos procesos de desarrollo pueden llegar a tener. Pero, a continuación veremos dos modos distintos en que pueden implementarse. Y cuál es el impacto de cada uno de ellos en la economía.

1. Modelo exógeno 

Atrae inversiones y empresas de otros lugares (muchas veces, extranjeras). Entre sus ventajas están el dinamismo y un alto nivel tecnológico. También la capacidad para producir y comerciar. Y la de crear empleo rápidamente. Además, suele tener fácil acceso a los mercados y a la formación.   

Entre sus inconvenientes está su poco compromiso con el territorio y la comunidad. Así como la poca consideración que tiene hacia su propio impacto ambiental. También genera mucha dependencia de los inversores (Selva, 2021).

desarrollo local

2. Modelo endógeno

Se consideran potencias endógenas de cada territorio tanto factores económicos como no económicos. 

Entre estos últimos: los recursos sociales, culturales, históricos, institucionales y paisajísticos. 

Todos ellos son también decisivos en el proceso de desarrollo económico local (Ecured, 2021). 

Es cierto que estos procesos tienen menos margen de ganancia. Además, suelen tener menos capacidad para formarse e invertir en investigación y desarrollo. Y menos acceso a los mercados. Pero también tienen muchas ventajas.   

Entre estas está el hecho de que permiten más flexibilidad y adaptabilidad. También, fomentar el comercio y el empleo local. Y, desde luego, suele tener menor coste ecológico. Muchas cooperativas en Colombia pueden encuadrarse en este modelo (Selva, 2021)

¿Has descubierto aspectos que desconocías sobre el desarrollo local? Si te interesan temas como economía y sostenibilidad, anímate a conocer más sobre este tipo de desarrollo. Sobre sus diversas dimensiones (social, institucional, económica, cooperativa y participativa…) Y sobre su  carácter sostenible, desde una perspectiva ecológica, económica y social. Sin duda, junto a otras estrategias que fomentan el consumo responsable, este tipo de desarrollo es clave para la construcción de un futuro más justo y ambientalmente responsable. 

Este espacio es para comentarios acerca del contenido del blog, si requiere hacer alguna solicitud o información de alguna de las empresas del grupo si es Asociado a Coomeva Cooperativa por favor puede hacerlo a través de nuestros canales de contacto.